Recluso de Najayo murió tras ser apuñalado con fragmentos de la valla protectora de la celda

<P>Recluso de Najayo murió tras ser apuñalado con fragmentos de la valla protectora de la celda</P>

Un recluso que se encontraba en la zona de reflexión del centro penitenciario Najayo Hombres, falleció luego de que otro interno le provocara múltiples heridas con un objeto punzocortante.

Las autoridades del nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria informaron que el privado de libertad que resultó muerto fue identificado como Bernardo Pérez Rivera, de 25 años de edad, quien se encontraba cumpliendo prisión preventiva, acusado de violar la Ley 50-88 sobre Drogas y Sustancias Controladas.

Dijeron que la muerte se produjo a raíz de un riña protagonizada por el homicida Cesarín Rodríguez Sosa, quien cumple condena de 20 años, acusado de atraco y robo agravado, quien logró convertir fragmentos de la valla protectora de las rejas de la celda, en objeto punzocortante, con el cual le infirió heridas múltiples a Pérez Rivera, causándole la muerte.

Ambos privados de libertad pertenecían a las áreas que aún permanecen bajo el sistema tradicional de Najayo y  se encontraban en celda de reflexión por escenificar de forma separada, otras riñas dentro del penal.

El cuerpo sin vida de Bernardo Pérez Rivera fue enviado a Patología Forense para practicarle la experticia de rigor, en tanto que el homicida, Cesarín  Rodríguez Sosa, será sometido una vez más a la justicia, esta vez por homicidio, en las próximas horas.