Rechazarían observación a ley

Rechazarían observación a ley

POR ROSA ALCÁNTARA
Los partidos Revolucionario Dominicano (PRD) y Reformista Social Cristiano (PRSC) en una declaración conjunta solicitaron ayer al presidente Leonel Fernández retirar la observación a la ley que establece la elección por voto popular de los diputados al Parlamento Centroamericano (PARLACEN).

Advirtieron que en todo caso el PRD y el PRSC se reunirán con sus diputados y senadores para orientarlos para que rechacen la observación presidencial por carecer de elementos jurídicos concordantes y convincentes, del equilibrio político que garantiza la gobernabilidad y estar mal fundada.

En conferencia de prensa en el hotel Clarion participaron los secretarios generales del PRD Orlando Jorge Mera y del PRSC Víctor Gómez Casanova, así como los voceros de los diputados Cristian Paredes, perredeista, y Ramón Rogelio Genao, reformista, y la secretario de Asuntos Internacionales perredeista, Peggy Cabral.

En un documento firmado por los presidentes y secretarios generales del PRD y del PRSC, señalan que la decisión del mandatario no se sustenta en un criterio jurídico, sino en el interés político particular de preservar para sí el privilegio de designar por decreto a los representativos del país ante el importante foro de integración regional, como ya hizo el 16 de agosto del 2004, que nombró 22 observadores escogiéndolos todos de su propio partido y de sus aliados y excluyendo a los partidos de la oposición que tienen mayoría de la matrícula congresual.

“El problema es político y no exclusivamente legal, y es político porque la integración en todas partes donde dos o más Estados se han unido para procurar una comunidad supranacional, se ha gestionado el consenso multipartidario y así fue en nuestro país hasta agosto del 2004 en el caso del PARLACEN, donde había una delegación plural integrada por reformistas, perredeístas y peledeístas”, indicaron.

Consideraron que el presidente Fernández cambió el concepto de la integración y en vez de Parlamentarios Designados de segunda generación que gozaban del privilegio de la ratificación de las dos cámaras que forman el Congreso Nacional dominicano, la delegación al PARLACEN se transformó en un grupo de empleados del Poder Ejecutivo por efecto de un decreto sectario, excluyente e ilegítimo, que sacó del proceso de la integración política regional al PRD y al PRSC.

Advirtieron que el mandatario no puede pretender que el PRSC y el PRD acepten pasivamente que el PLD y aliados conserven el monopolio de la integración del PARLACEN más allá de las elecciones de 2006.

“El PRD y el PRSC han dado sobradas muestras de su vocación a la integración con nuestros hermanos caribeños y centroamericanos, sin embargo, apreciamos en el presidente Fernández un divorcio entre su discurso y su práctica hacia la integración política, pues con esa errónea medida de observar la ley envía un mensaje negativo a Centroamérica y debilita el PARLACEN que requiere ahora más que nunca de la presencia dominicana con diputados legítimamente electos para fortalecer y relanzar su institucionalidad en esta nueva etapa de la integración regional.

Indicaron que con plena conciencia de su responsabilidad el PRD y el PRSC prefieren que ahora que el país va al libre comercio regional, también tenga una delegación de diputados plural y representativa de todos los partidos y fuerzas sociales de la sociedad dominicana, legitimada por el peso insustituible del voto popular.