Rechazan plan Sharon; violencia deja 9 muertos

Rechazan plan Sharon; violencia deja 9 muertos

JERUSALEN (AFP).- El primer ministro israelí Ariel sufrió este domingo un duro revés por parte de su propio partido, el Likud, cuyos miembros rechazaron por aplastante mayoría su plan para que Israel se retire de la franja de Gaza, mientras la violencia seguía cobrándose víctimas de ambos lados.

La votación estuvo marcada por un ataque palestino en el que perdieron la vida una mujer israelí y sus cuatro hijas, al que Israel respondió atacando con misiles un edificio de Gaza que alberga una radio próxima al movimiento radical palestino Hamas y liquidando a cuatro activistas palestinos en Cisjordania por la noche.

Un 61% de miembros del Likud se pronunciaron contra el plan de retirada de la franja de Gaza presentado por el primer ministro, según indicó la televisión pública sobre la base de un 53% de votos computados.

Sólo un 38% de los 193.000 votantes posibles se pronunciaban a favor del plan, y el resto eran papeletas en blanco o nulas, añadió la televisión.

La participación vino a ser de un 40%.

Sharon propone en su plan evacuar unilateralmente las 21 colonias de la franja de Gaza y cuatro asentamientos aislados en el norte de Cisjordania.

Todos los sondeos publicados desde el jueves daban la victoria a los adversarios del plan por un escaso margen pero no por una diferencia tan marcada como la registrada el domingo por la noche, que deben confirmar los resultados definitivos. Pero se ignora si este resultado significa el fin definitivo del plan, ya que el entorno de Sharon advirtió que intentaría aplicarlo de una forma o de otra.

Tras el rechazo del Likud, la Autoridad Palestina pidió a Sharon que aplique la Hoja de Ruta, el último plan de paz internacional.

«Después de tal fracaso, el gobierno israelí debe reanudar inmediatamente las negociaciones con los representantes del pueblo palestino con vistas a aplicar seriamente la Hoja de Ruta», declaró a la AFP Nabil Abu Rudeina, principal consejero del presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat.

El primer ministro Ariel Sharon afirmó por la noche en un comunicado que «respetará» los resultados del referéndum sobre su plan de retirada de la franja de Gaza, que los miembros de su partido, el Likud, rechazaron este domingo.

La Hoja de Ruta, cuya aplicación considera imposible Sharon, prevé la creación de un estado palestino independiente en Cisjordania y en la franja de Gaza para 2005.

El ataque palestino fue perpetrado el domingo por la tarde en una carretera de Kisufin que lleva al bloque de asentamientos judíos de Gush Katif, en el sur de la franja de Gaza, donde residían las cinco víctimas, una mujer de 34 años, Tali Hatuel, embarazada de ocho meses, y sus cuatro hijas, de entre 2 y 11 años.

El ejército israelí mató a continuación a los dos atacantes en un tiroteo que se saldó con dos soldados heridos.

Por la noche, Israel replicó con un ataque aéreo contra un edificio de la ciudad de Gaza en el que tiene sus locales una emisora de radio del entorno del Hamas, que no causó víctimas.

Según algunos comentaristas, ese ataque parecía destinado a contrarrestar el efecto que causó entre los miembros del Likud el atentado, que fue reivindicado por dos grupos armados palestinos, la Yihad islámica y los Comités de resistencia popular.

En Naplusa (Cisjordania), dos jefes de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, grupo armado ligado al Fatah de Yasser Arafat, y otros dos activistas palestinos fueron asesinados por la noche en un ataque aéreo israelí contra el vehículo en el que viajaban, según fuentes médicas y de seguridad.

Entre los cuatro muertos figuran dos de los jefes de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa buscados por Israel, Hachem Abu Hamdan y Nader Abu Al Leil, indicaron las mismas fuentes.

La televisión pública y la radio militar israelíes confirmaron que se trataba de «un asesinato selectivo» perpetrado por helicópteros del ejército de Israel.