Rechaza intento de disponer nuevos aumentos en la tarifa eléctrica

Rechaza intento de disponer nuevos aumentos en la tarifa eléctrica

POR ALEIDA PLASENCIA
El Instituto de Energía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo está totalmente opuesto a que se aumente la tarifa eléctrica, como pretenden algunos agentes del mercado y autoridades y entiende que lo que se impone es reducir los costos de abastecimiento de energía.

El director del Instituto, José Luis Moreno San Juan, señaló que lo que habría que hacer es reducir los costos de abastecimiento de energía, en lo relativo al suministro de los generadores a los distribuidores.

Al sostener que, sin embargo, no se ha hecho nada en ese aspecto, refirió que tanto los agentes del mercado como la Superintendencia de Electricidad, están hablando de aumentar la tarifa.

En declaraciones para este diario, el ingeniero Moreno San Juan expresó que con el actual sistema de generación, los costos de abastecimiento de las distribuidoras podrían reducirse entre un 30% y un 35%.

Dijo que esa reducción se lograría pese a la carestía del petróleo y entiende que también hay que tratar de cobrar más, o sea, aumentar el índice de cobranza.

Señaló que los precios de la energía en el país son demasiado altos e insistió en que para lograr bajar los costos, habría, entre otras medidas, que analizar costos de producción de electricidad y establecer márgenes razonables de utilidad.

Con relación al acuerdo que suscribieron los presidentes, Hugo Chávez, de Venezuela y Leonel Fernández, a través del cual la República Dominicana financiará a 15 años el 25 de su factura petrolera anual, Moreno San Juan dijo que éste será muy provechoso para el país.

Agregó que con este acuerdo se evidenciaría el tema que se ha venido planteando, en el sentido de que hay una diferencia obre los valores declarados para la importación de los combustibles y los valores reales a que éstos se compran.

Recordó que esa diferencia oscila entre cinco y seis dólares por barril de petróleo y recordó que se había planteado que el país podría ahorrarse esa diferencia, si la compra de los combustibles la hacías en negociaciones de gobierno a gobierno.

En ese sentido, añadió que el país podría ahorrarse anual alrededor de US$300 millones, comprando el combustible en el marco de acuerdos de gobierno a gobierno, tal como ocurriría en el marco del convenio que acaban de firmar la República Dominicana y Venezuela.