Realizan estudios sobre guarderías

Realizan estudios sobre guarderías

Un estudio realizado a más de mil niños por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de Estados Unidos, reveló que los niños que son cuidados en guarderías son más propensos a mostrar comportamientos negativos que aquellos que no fueron cuidados en guarderías.

Basados en las clasificaciones que hicieron los adultos acerca del comportamiento de sus hijos (de 4.5 a 6 años), los autores del estudio reportaron que los niños que pasan más tiempo en guarderías desde el nacimiento, suelen ser más asertivos, desobedientes y agresivos.

 La relación entre el comportamiento de los niños y las guarderías fue encontrada en todos los tipos y calidad de cuidados. Sin embargo, los niños que tienen una buena calidad de cuidado (en lugares donde reciben estimulación intelectual, son cálidos, positivos y sensibles) tienen menos problemas de comportamiento.

Además, el estudio reveló que la mejor forma de lograr que un niño tenga un buen comportamiento depende de qué tan sensible sea su mamá con él. Las madres que están al pendiente de las necesidades de sus hijos, sus modales y capacidades, tienen hijos más exitosos socialmente y menos negativos. Los niños que vienen de familias adineradas y mejor educadas, difícilmente presentan problemas de comportamiento y son socialmente más competentes.

Uno de los diversos factores relacionados con el comportamiento de los niños (positivo y negativo) es la cantidad de tiempo que pasan los niños en guarderías. Este reporte afecta a millones de padres que confían el cuidado de sus hijos a guarderías, pero también a las personas que proveen ese servicio.

Esta investigación ha levantado diversos comentarios, entre ellos el de expertos que aseguran que otros estudios demuestran lo contrario: los niños que pasan tiempo en programas de cuidado de gran calidad, tienen los menores índices de problemas de comportamiento y el mejor desarrollo lingüístico e intelectual.

Sin embargo, es un hecho que los problemas de comportamiento se deben a más factores que simplemente el de no pasar mucho tiempo con los niños. Debido a esto es que todos los factores mencionados (nivel social, educación, sensibilidad de la mamá y programas de estimulación intelectual) tienen una mayor influencia en el comportamiento de los niños.

A pesar de que el estudio demostró que si son importantes las horas dedicadas al cuidado del niño, es poco probable que el número de horas sea culpable de los problemas de comportamiento.