RD: notables resultados en medio crisis global

RD: notables resultados en medio crisis global

En el periodo enero-septiembre, de acuerdo a las cifras preliminares presentadas por el Gobernador Héctor Valdez Albizu, la economía creció 4.2%, con inflación acumulada de 7.51%, aumento de los sectores productivos, crecimiento del sector externo, y esos resultados se producen en momentos en los cuales las principales economías avanzadas presentan una ralentización del crecimiento, problemas fiscales y crisis de la deuda.

Este crecimiento del PIB, comparado con el 7.6% en el mismo periodo del año pasado, es un resultado en línea con el actual programa acordado con el FMI, que contempla un ajuste fiscal y una política monetaria en un terreno neutral, con la finalidad de evitar presiones inflacionarias excesivas en el marco de un aumento mundial del petróleo y todos los commodities. Sin embargo todos los sectores productivos crecieron (a excepción del sector energía-agua y las comunicaciones) destacándose la actividad minera en 73.9%; zonas francas con una fuerte recuperación en 13.8%; manufactura local en 5.7%; agropecuaria 6.9%; comercio 3.7%; sector financiero y seguros 3.9%, para solo citar unos cuantos sectores.

En una economía global con graves dificultades, crisis de deuda, problemas fiscales y caída del producto; donde las proyecciones a septiembre del FMI apuntan a un crecimiento de las economías avanzadas de apenas 1.6%, los EU con 1.5%, la UE en 1.6% y mejor posicionada América Latina y el Caribe con 4.5%; justo en ese entorno el sector externo del país presenta un crecimiento de las exportaciones totales en 24.4% (US$1,215 millones adicionales al pasado año), las nacionales aumentaron en US$650 millones, el turismo en US$119.8 millones, las ZF en US$565 millones y cabe destacar el crecimiento de la inversión extranjera directa en US$397 millones, alcanzando la cifra de US$1,835 millones, proyectándose que nueva vez este año superará los dos mil millones de dólares.

En un panorama global tan adverso la economía dominicana mantiene una de las mayores tasas de crecimiento del continente, el mayor nivel de captación de inversión extranjera directa de la subregión de Centroamérica y el Caribe, todo ello con una relativa baja inflación (el 81% de la inflación acumulada se debe a orígenes exógenos), una deuda pública manejable (37.9% del PIB), inferior al promedio regional, y con un déficit del gobierno central de apenas 1.6% del PIB este año y de 0.9% el próximo.

Como señaló el Gobernador del BC en su discurso: “La verdad es que ha sido una tarea titánica, como he repetido en varias ocasiones, haber sorteado la difícil situación internacional. Y es que mantener la estabilidad macro-económica que disfruta actualmente el país ha costado muchas horas de esfuerzo del Excelentísimo Señor Presidente de la República, Dr. Leonel Fernández Reyna, del equipo económico y una serie de funcionarios y técnicos…”.

La pequeña y abierta economía dominicana, así como sus sectores productivos, han logrado salir prácticamente ilesos de esta crisis global, ganando empleos y reduciendo la pobreza, gracias al extraordinario desempeño de este gobierno y el elevado nivel de confianza que merece de los mercados, agencias clasificadoras y agentes económicos.

Este gobierno, que recibió una economía postrada, supo recuperar en menos de un año el escenario de crecimiento con estabilidad y lo ha preservado a pesar del choque externo de los precios, la recesión global, el agravamiento actual del panorama, y este desempeño, elogiado por organismos multilaterales y bancos de inversión, debe servir de ejemplo para que los dominicanos y dominicanas no permitan la vuelta del retroceso; no permitan el regreso de los que fueron incapaces de preservar la estabilidad con una economía mundial en auge.