Rafael Molina Morillo – Mis buenos días

Rafael Molina Morillo – Mis buenos días

Por segunda vez un juez ha sentenciado que es ilegal la prohibición de utilizar el aeropuerto de Herrera, dispuesta por las autoridades de aeronáutica civil. La primera vez, la sentencia del juez fue abiertamente desacatada. Veremos qué sucederá en esta segunda ocasión.

De todas maneras, como dice el refrán que “la tercera es la vencida”, talvez sea necesaria una tercera sentencia, para que se pueda decir que vivimos en un Estado de Derecho.

Lo cierto es que el Gobierno debe tener más encima del moño al no estrenado aeropuerto de Higüero, una obra mal concebida y peor ejecutada tanto por la administración de Leonel Fernández, que la comenzó contra viento y marea, como por la de Hipólito Mejía, que la terminó contra marea y viento.

Ninguno de los dos le hizo caso a las advertencias de los técnicos que señalaron las deficiencias del terreno, por un lado, y la cercanía del vertedero de basura de Duquesa, por la otra parte, con sus miles de garzas en busca de alimentos, las cuales pondrían en peligro las aeronaves que despeguen y aterricen en las cercanías.

Después de haberse invertido los millones de chaflán en ese aeropuerto, que ya hasta bautizado está, se habla de trasladar el basurero a otro lugar, con todo y garzas pero el “dueño” del basurero, que es el Ayuntamiento del Distrito Nacional, ha dicho que no sabe nada de eso.

Entre desacatos de decisiones judiciales e improvisaciones a diestra y siniestra, sigue el enigma: ¿qué pasará, por fin, con Herrera e Higüero?

LA FRASE DE HOY: “El mal no está en tener faltas, sino en no tratar de enmendarlas.” (Confucio).