Quieren quitarle a plaza nombre le dio Balaguer

Quieren quitarle a plaza nombre le dio Balaguer

POR LEONORA RAMÍREZ S.
Mediante el decreto 318-96 el expresidente Joaquín Balaguer designó con el nombre de Juan Manuel Taveras al complejo hospitalario Plaza de la Salud, la misma infraestructura que  ahora los diputados quieren que se denomine como el extinto mandatario.

En  la disposición Balaguer expresó que «ese conjunto de hospitales y de centros de investigación  médica merece ser enaltecido con el nombre de  uno de los más eminentes científicos de América, como lo es nuestro Juan Manuel Taveras.

«La decisiva contribución del doctor Taveras al estudio y perfeccionamiento de la radiología se ejemplariza en la formidable obra Neuroradiology, la cual sirve de texto en numerosos centros de estudios universitarios en el mundo de hoy», refirió en el decreto que se emitió el 15 de agosto de 1996, un día antes de entregarle el poder al presidente Leonel Fernández. En la sesión del miércoles 30 los diputados aprobaron que se designara con el nombre de Joaquín Balaguer a las presas Jiguey-Aguacate y a la Plaza de la Salud, como un reconocimiento póstumo en el centenario de su nacimiento, que se conmemora hoy.

El proyecto de resolución, de la autoría del diputado reformista Ramón Rogelio Genao, pasará al Senado para su estudio y conocimiento.

El periodista Víctor A. Mármol, primer relacionista público de la Plaza de la Salud, manifestó que «por respeto a Balaguer ese tema no debería ser incluido en un proyecto para convertirlo en ley, ya que el Congreso Nacional había ratificado por Ley los dos patronatos, mencionándose el nombre del doctor Taveras.

«Nuestros legisladores deben primero averiguar las cosas antes de ponerse de graciosos, proponiendo proyectos de ley que en nada benefician sus propósitos, por lo que quitarle el nombre del doctor Taveras (quien falleció el 29 de marzo del 2002) para ponerle el de Balaguer, nada le agrega a la estatura histórica de éste», refirió.

La Plaza de la Salud empezó a construirse en noviembre de 1995, en los terrenos del antiguo hipódromo Perla Antillana, que se declararon de utilidad pública mediante el decreto 17-96.

El exmandatario inauguró la instalación el 10 de agosto de 1996.