Quieren nuevo gobierno les devuelva su espacio

Quieren nuevo gobierno les devuelva su espacio

POR UBALDO GUZMAN MOLINA
La Federación Nacional de Discapacitados Dominicanos (FENADID) propuso al presidente electo, doctor Leonel Fernández, que dicte a partir del 16 de agosto un decreto mediante el cual derogue todos los decretos emitidos por el presidente Hipólito Mejía sobre el Consejo Nacional de Discapacidad (CONADIS).

Fabián Mejía Columna y Magino Corporán, presidente y vicepresidente de FENADID, respectivamente, favorecieron que se nombre una comisión para que en un plazo de 45 días se encauce al CONADIS por el sendero de la ley y de la institucionalidad.

Según Mejía Columna, el CONADIS no ha hecho nada durante la administración de Mejía por los discapacitados, razón por la cual pide al gobierno «que nos devuelva el CONADIS a las instituciones que lo formamos».

En un documento, que fue enviado a Fernández y diferentes entidades, FENADID enumera las prioridades de los discapacitados que la próxima administración debería asumir en sus primeros cien días.

Mejía Columna y Corporán, entrevistados en el periódico HOY, plantean que CONADIS, desacreditado y con pésima imagen, no debe ser un centro de clientelismo político, pues en el gobierno Hipólito Mejía se ha sido convertido en un comité de base del Partido Quisqueyano Demócrata.

Propusieron al gobierno de Fernández garantizar que las obras en el país sean construidas sin barreras arquitectónicas, a fin de que los discapacitados puedan ingresar a éstas sin inconveniente alguno.

Expresan que se debe, asimismo, fortalecer y asignar recursos a la Unidad de Seguimiento para Construir sin Barreras Arquitectónicas, creada en la pasada administración de Fernández en la secretaría de Obras Públicas.

Propusieron que debe haber un diálogo abierto entre Fernández, los funcionarios públicos y el movimiento social de las personas discapacitadas.

Consideraron que como primer paso, el próximo gobierno debe firmar un convenio insterinstitucional para el desarrollo de los discapacitados y la aplicación de las normas que los protegen.

Proponen abrir la comunicación entre la cancillería y la FENADIP para garantizar el seguimiento a los proyectos internacionales que se discuten en las Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos y la Organización Mundial de Salud.

Solicitan mejorar las condiciones de vida de los servidores públicos discapacitados, respetando los puestos de trabajo, así como reabrir el programa de la Lotería Nacional para discapacitados motores.

Pidieron que Fernández incluya en su agenda la celebración del 3 de diciembre como el Día Mundial de las Personas Con Discapacidad.

Solicitaron hacer un reconocimiento a los Padres de la Rehabilitación Nacional y las personas con discapacidad sobresalientes y el respeto de las normas jurídicas que los protegen.

Corporán dijo que FENADIP puede hacer un programa para cuando termine este año, el Estado haya podido recuperar su imagen.

La federación es miembro de la Organización Mundial de Personas con Discapacidad.

Expresó que el país cuenta con un millón de discapacitados, cuya población tiende a crecer por el aumento de las causas que la producen, como el hambre, la desnutrición, los accidentes de tránsito y laborales, el uso incorrecto de las armas de fuego y la mala práctica médica.

Según Magino, la discapacidad es democrática, pues afecta a ricos y pobres, blancos y negros.

La sociedad no debe esconder, señalan, a las personas con discapacidad, porque en el país figuran discapacitados que viven escondidos en un rincón.

Favorecieron nombrar en la televisora estatal intérpretes del lenguaje de señas para permitir que los sordos entiendan el noticiario y discursos del Presidente.

Apoyaron ejecutar un programa de siembra y crianza para discapacitados de las zonas rurales, así como elaborar proyectos para instalar 100 microempresas.

Sostuvieron que los discapacitados confrontan muchas barreras sociales y persiste una visión distorsionada en muchas instituciones que trabajan con ese segmento poblacional.