Que se dice
Especialidades criollas

<STRONG>Que se dice<BR></STRONG>Especialidades criollas

Si en esta maravilla de país hemos sido capaces de fabricar  salchichón sin un solo miligramo da carne, proeza que mereció uno de los más celebrados editoriales de don Rafael Herrera, nada tiene de raro o sorprendente que el ingenio criollo haya encontrado la forma de fabricar queso sin leche.

¿Que cómo así? Eric Rivero, presidente del Patronato Nacional de Ganaderos, acaba de denunciar que en el país se está vendiendo queso sin tener una sola onza de leche, por lo que reclamó la intervención urgente de la Dirección de Normas y Calidad (DIGENOR). Según explicó el ganadero se trata de una imitación de queso al que se añaden proteínas sintéticas, pero nada de eso se le aclara al consumidor, que cree estar comprando queso normal y corriente. Ojalá que la gente de DIGENOR, o a quien corresponda ocuparse de esas cosas en este gobierno, se interese por la denuncia y proceda a verificarla, aunque solo sea para evitar que algún ocurrente por ahí descubra la fórmula del pan de agua virtual.

Tragedia recurrente

Cuando se examinan con detenimiento las circunstancias en que han muerto calcinados por las llamas, en sus propias casas, tantos niños y niñas en este país, una tragedia que recogen, con fatal recurrencia,  las crónicas de sucesos de nuestros principales diarios, se advierte un común denominador: el descuido de padres y tutores, en muchos casos un abuelo o un hermano de mayor edad pero también menor, que los dejan solos, sea porque tienen que salir a trabajar y no tienen con quien dejarlos o simplemente porque se van de parranda. La justicia, hasta el momento, no ha iniciado acciones judiciales contra ninguno de esos padres a pesar de que, en algunos casos, se ha tratado de negligencia criminal,   tal vez por las circunstancias mismas que envuelven esas dolorosas tragedias. Esa situación, sin embargo, podría empezar a cambiar a partir de los tres menores muertos en Villa Altagracia, donde un juzgado de Instrucción impuso una fianza de 50 mil pesos contra su madre, que los dejó solos y encerrados con candado en una habitación, donde se produjo un incendio que segó sus tiernas vidas.

  De fuera vendrán

La puesta en vigencia de un nuevo modelo penitenciario, al que ya han sido incorporados 9  de los 37 centros de reclusión que existen en el país, se cuenta entre las realizaciones de las que este gobierno se siente particularmente orgulloso, algo que aparentemente ignoraba el reportero de Asociated Press que visitó la cárcel de Najayo, en San Cristóbal, visita que incluyó en un reportaje sobre las cárceles latinoamericanas que actualmente le da la vuelta al mundo. Las afirmaciones contenidas en ese reportaje, donde se destaca el hacinamiento en que son mantenidos los reclusos en Najayo, en su gran mayoría preventivos, ha obligado el doctor Radhamés Jiménez, Procurador General de  la República, a hacer el desmentido de rigor, empezando por negar que en el país existan, como cita AP, 15,000 presos preventivos, pero  probablemente el daño ya esté hecho, por lo menos en el exterior,   donde no suelen ser muy condescendientes con las cosas que ocurren en el una vez llamado Continente de la Esperanza.