Qué se dice
CLAUDIO ACOSTA c.acosta@hoy.com.do

<STRONG>Qué se dice<BR></STRONG>CLAUDIO ACOSTA c.acosta@hoy.com.do

¡Sálvese quien pueda!-  Las balaceras producidas el fin de semana en una popular tienda de  videos de la Lincoln y un exclusivo restaurante de la avenida Sarasota, con saldo de varias personas heridas,  no deberían tomarse a la ligera, como aislados   episodios de violencia en una sociedad que poco a poco se va acostumbrando a esos sobresaltos, sino como lo que verdaderamente representan: una prueba inequívoca de que esa violencia que antes parecía lejana, propia de los barrios “de la parte alta”, está ya en todos los ámbitos, no solo en los famosos colmadones, y que cualquiera de nosotros podría ser su próxima víctima solo  por estar en el lugar equivocado en el momento equivocado. En un país donde se celebran tantos  seminarios  sobre asuntos que ni nos van ni nos vienen a alguien debería ocurrírsele la idea  de juntarnos a reflexionar sobre esta situación, averiguar qué está ocurriendo y porqué, para de inmediato ponernos a trabajar en el diseño y planificación de acciones y políticas públicas dirigidas a atacar directamente el problema, antes de que alguien grite sálvese quien pueda y terminemos matándonos los unos a los  otros.

¿Qué pasó ahí?-  Tanto usted como yo, querido lector, seríamos capaces de formular unas cuantas hipótesis, todas plausibles, sobre las razones por las cuales  un narcotraficante que debería estar en la cárcel, cumpliendo condena, anda por ahí tan campante, pues al fin y al cabo las debilidades de nuestro sistema de administración de justicia así como la corrupción que ha permeado de arriba abajo a los organismos responsables de perseguir el crimen son tan conocidas como previsibles. Sin embargo, es responsabilidad de las autoridades explicar, de manera convincente,  porqué estaba suelto el ciudadano colombiano apresado la pasada semana con un alijo de 90 paquetes de cocaína a pesar de haber sido condenado, en el 2008,  a 20 años de prisión  por narcotráfico.¿O sería mucho pedir?