QUE SE DICE
Intereses enfrentados

QUE SE DICE <BR>Intereses enfrentados

Si los empresarios no son capaces de mantenerse en un frente de coincidencias mínimas de cara al objetivo de alcanzar una reforma fiscal, van a perder respaldo de la opinión pública, retrasando un proceso que este país requiere de urgencia para adaptarse a la liberación de mercados o de lo contrario el nuevo orden del comercio se va a tragar a este economía sin establecer diferencia entre ricos y pobres.

La dispersión de posiciones que comienza a darse con el pronunciamiento de los hoteleros renegando del Conep  podría alentar a los Poderes Ejecutivo y Legislativo a asumir por su cuenta y a plenitud la responsabilidad de producir los cambios. Los empresarios tienen sus razones de “peso” para contradecirse y romper su consenso, pero quienes más obligaciones tienen de dar forma a las innovaciones para el sistema tributario son aquellos a los que el pueblo escogió para gobernar  y hacer leyes. ¡Que buena  oportunidad brinda la discordia de intereses privados para diseñar un reordenamiento de los impuestos  para que graven más decididamente las utilidades y los beneficios en los niveles altos de la sociedad y un poco menos al  consumo de las clases media y baja!

—–

Entre la paja y el arroz

Petrocaribe es un proyecto ideado por Venezuela para favorecer a las economías de la región en el suministro de crudos y se entiende que el gobierno de Caracas no está pretendiendo  discriminar a ningún Estado o nación. Anteriores  pronunciamientos del presidente Hugo Chávez permiten suponer su buena voluntad para con el gobierno del doctor Leonel Fernández, específicamente hablando.

Donde se le tuerce el rabo a la puerca es en la  estructura local que maneja el petróleo y sus derivados, que es esencialmente privada  y extranjera comenzando con que la Refinería pertenece en un 50% a la Shell Company, que a su vez comparte con otras firmas extranjeras toda la distribución  de los combustibles mientras la generación de electricidad (que consume muchos carburantes) está  bajo control de firmas foráneas y poderosas como Seaboard, Smith Enron, Edes, Falconbridge y Cogentrix. El gran abanderado del resurgimiento del socialismo en el mundo -como parece definirse Chávez al frente de la República Bolivariana- estaría demasiado interesado en que sus suministros energéticos  lleguen a la colectividad nacional  sin pasar por tantas manos del capitalismo puro y dominante, y que siempre salen  muy bien lucradas. Pero cabría preguntar ¿De qué forma puede este país cambiar las reglas del juego para separar de súbito la paja del arroz en esa materia?

—–

Intrigante “demolición”

El dilema con el puente peatonal del kilómetro 18 de la autopista Duarte es ¿cuánto tiempo en realidad faltaba para que se desplomara por si solo, sin necesidad de que viniera el impacto causado por una grúa propiedad de la misma firma que lo construyó? ¡Vaya con la casualidad!

El subsecretario de Obras Públicas, Mayobanex Escoto, reveló que un alto ejecutivo de la compañía constructora involucrada le admitió privadamente que ya antes había preocupación con la estructura, la  que parecía estar cediendo en sus bases. Es decir: que el dichoso puente peatonal era “para abajo que iba”. El empujoncito final lo vino a dar una gigantesca Grúa en horas de la madrugada, cuando menos tránsito fluye por la zona. Fuera de lo expuesto, gente del sector dijo a las autoridades que  hace tiempo existía preocupación por el estado del puente, y especialistas han asegurado, entre bastidores, que las imágenes divulgadas por la prensa después del derrumbe, llevan a suponer que el puente estaba mal diseñado y resultaba demasiado vulnerable a cualquier fuerza lateral.