QUE SE DICE
Inexplicable

QUE SE DICE <BR>Inexplicable

Parece que el doctor Waldo Ariel Suero no vio el programa de televisión del presidente Leonel Fernández, donde el mandatario no solo descartó reunirse con los médicos sino que también los llamó necios por insistir en un reclamo que el gobierno no está en capacidad de satisfacer. Solo eso explica que el presidente del Colegio Médico Dominicano todavía insista en reunirse con el Presidente dizque para ponerse de acuerdo en los montos que deberán recibir los médicos, de manera gradual, de aquí a que termine este periodo de gobierno, y que para colmo ponga la celebración de ese encuentro como condición para levantar una huelga que, dicho sea sin tapujos, no parece preocupar mucho en las esferas oficiales. Siempre ha sido difícil entender porqué los médicos insisten en un método de lucha tan dañino para nuestro maltrecho sistema de salud pública y a la vez tan poco fructífero para sus intereses gremiales, pero igualmente difícil de entender resulta la cerrada negativa del presidente Fernández a recibirlos.

Violencia en cifras

Si una ventaja tienen las estadísticas es que sirven para conocer, en su justa dimensión, la verdadera magnitud de los problemas, lo que facilita no solo su comprensión y diagnóstico sino también su solución. La Procuraduría General de la República reveló ayer que en el país se han registrado, en los primeros cinco meses del 2005, 1,259 homicidios, de las cuales 245 se produjeron en medio de robos y atracos, 288 por rencillas o riñas, 35 en pleitos en distintos centros de diversión, 19 por asuntos de drogas y 48 feminicidios. Ante la magnitud de esas cifras resulta evidente que ya no es posible seguir repitiendo el tópico, llevado y traído por nuestros medios de comunicación, de que somos un país violento, sin que hagamos algo al respecto o nos arrepintamos toda la vida. Ha llegado la hora de actuar.

Más inventos en el PRSC

No bien acaban de salir del atolladero en que los metió la firma, de una parte de su dirigencia, del llamado «Pacto por la Unidad para Alcanzar el Poder», declarado inviable por la Comisión Ejecutiva por ser contrario a los estatutos de la organización, cuando otro grupo se saca de la manga una nueva propuesta; que se realice una consulta plebiscitaria entre las bases para conocer su opinión sobre aspectos tan puntuales como la política de alianzas electorales de cara a la elecciones del 2006, o la clase de oposición que se debe hacer al gobierno. El PRSC, por razones que huelga explicar, «le ha cogido lo tarde», como suele decirse, para imponer los usos democráticos en el partido recibido en herencia del doctor Joaquín Balaguer, lo que debería obligar a sus dirigentes a dejar a un lado los inventos y concentrar sus esfuerzos para que la celebración de la Asamblea Nacional Ordinaria, programada para el próximo 10 de julio, sea un ejemplo legítimo de que los reformistas pueden jugar a la democracia sin perecer en el intento.