Qué se dice : El escollo

Qué se dice : El escollo

”Llama la atención que a pesar de los anuncios de la Procuraduría General de la República se comprobó que los fiscales para asuntos electorales no contestaron las llamadas en el 70% de los casos y las contestadas fueron atendidas por oficiales militares, secretarias o personal de oficina. En todos los casos en que hubo respuesta se informó que las personas deben acudir personalmente a hacer la denuncia aportando las pruebas y llevar los testigos”. El párrafo extraído del informe preparado por Participación Ciudadana sobre las elecciones municipales del  16 de febrero,  suspendidas por un fallo masivo del voto automático que se  atribuyó a un sabotaje todavía sin explicar, solo pretende recordarles a los representantes de los partidos que participan  en el diálogo  que se celebra  en el Consejo Económico y Social, y con ellos al resto del país, que al Gobierno no le interesa ni le ha interesado nunca que exista un fiscal electoral, y mucho menos que sea independiente, porque eso es lo que indican  los hechos y, sobre todo, las acciones (o mas bien las omisiones) del Procurador General. Por eso es tan evidente, tan del dominio público, y por eso mismo también el presidente del PRM, José Ignacio Paliza, lo planteó  así en  la reunión  del pasado sábado. Es igualmente lo que explica que la propuesta de que ese cargo fuera ocupado, de manera interina, por Yeni Berenice Reynoso, fuera rechazada,  sin muchas consultas y averiguaciones,  por los representantes del  PLD, pues su perfil de independiente, y mas que  nada de  “difícil de controlar”, la convierten en objetable a sus ojos.  Pero será hoy cuando  sabremos, al  reanudarse el diálogo en el CES,  de qué tamaño resulta  el escollo que representa la escogencia de un Procurador Electoral por consenso y verdaderamente independiente, que ojalá no sea tan grande como el miedo de los peledeístas a competir sin tener todos los factores a su favor o bajo su control.

Más leídas