Qué se dice

Qué se dice

El discurso- Confieso aquí, sin ningún rubor ni vergüenza, que por mas vueltas que le doy no acabo de comprender la estrategia del presidente Leonel Fernández de anunciar un discurso a la nación, en el que  explicará el impacto  de la crisis económica mundial y las medidas adoptadas por el gobierno, desde su condición de líder y presidente del PLD.

Tan lejos se ha llegado en ese esquizofrénico intento de  desdoblamiento que se ha decidido que la alocución se haga desde un hotel de la capital y no desde el Palacio Nacional, su ámbito natural por ser la casa de gobierno, donde le acompañarán los miembros del Comité Político, funcionarios, legisladores y dirigentes de los partidos que integran el llamado Bloque Progresista. ¿A santo de qué viene este repentino interés de diferenciar roles y funciones casi ocho años tarde? ¿Quiere esto decir que el discurso que pronunciará esta noche el presidente del PLD, que se transmitirá a todo el país a través de una amplia cadena de radio y televisión, es para consumo exclusivo de los miembros  de esa organización política?  

¿O será que el presidente Fernández piensa que a estas alturas solo gobierna para los peledeístas, los únicos dispuestos a tragarse sin rechistar  sus conceptuosas explicaciones sobre la crisis que nos abate? ¿Quién pagará la cuenta de la transmisión en cadena del discurso y del alquiler del hotel; el PLD o el gobierno central? La insólita ocurrencia, como era de esperarse, ha llamado la atención de analistas y comentaristas, que han intentado desentrañar su sentido y significado sin haber podido pasar de las  conjeturas, y tal parece que habrá que esperar a esta noche para averiguarlo. De todas maneras quien escribe le aconseja, querido lector, que si usted no es peledeísta no tiene porqué sentirse obligado a chuparse ese discurso, por lo que si tiene algo mejor que hace hágalo sin remordimientos.