Qué se dice

Qué se dice

Mezquinos.- Se ha molestado Reinaldo Pared, hasta el extremo de llamarlos ”mezquinos”, con los sectores, entidades y personalidades del país que no se han sumado a la “cruzada mundial” iniciada por el  presidente Leonel Fernández en procura de unir a todas las naciones del globo en un pacto contra la especulación financiera, los derivados del petróleo  y los alimentos, tal y como han hecho ya –dice–  jefes de Estado, de Gobierno y hasta reyes y príncipes. La recriminación, hecha en pleno hemiciclo y en su condición de presidente del Senado, ha sorprendido por su tono y contenido,  pues la mayoría ignorábamos que en medio de los tantos problemas que  nos agobian teníamos que estar atentos también a las hazañas allende los mares del Príncipe, para poder así premiarlo con un oportuno aplauso y sinceras muestras de admiración y, por supuesto, para sumarnos de inmediato a su noble y humanitaria causa. Ignoro si Pared Pérez pensaba, al utilizar la palabra “mezquinos”,  en algún sector, entidad, o personalidad  en particular, y lo cierto es que  no tengo ninguna intención, ni tampoco necesidad, de darme por aludido. Pero si me preguntan mi opinión  al respecto debo decir que el presidente Fernández tiene derecho, una vez termine su ejercicio, a conseguir un buen empleo que esté  a la altura de sus gustos y necesidades, y las Naciones Unidas me parece el escenario  ideal para su probado talento de mediador, para sus discursos  conceptuosos y poliédricos, que podría pronunciar en varios idiomas. Y nada mejor, como carta de presentación, que su propuesta cruzada mundial contra la especulación en los mercados internacionales. Ojalá que todo le saliera según sus deseos,  pero que no pretenda  Reinaldo Pared que bajemos a celebrarlo al Malecón.