Qué  se dice

Qué  se dice

La licencia.- Como es de todos conocido, la decisión de la Primera Dama y candidata vicepresidencial del PLD, Margarita Cedeño de Fernández, de hacer caso omiso a los reclamos de que tome una licencia del Despacho que dirige y los cuantiosos recursos que maneja mientras dure la campaña electoral (de eso es que estamos hablando, doña Margarita, no de su estado civil) ha encontrado ardientes defensores dentro del oficialismo, empezando por el candidato presidencial Danilo Medina, y por supuesto también del que nunca falta cuando de dar la cara por el partido o el gobierno se trata; Reinaldo Pared Pérez, senador de la república y secretario general del partido morado.

El argumento utilizado para defender la postura de su candidata, como suele suceder con los peledeístas, siempre ceñidos a una “línea” sea que esta “baje” desde la dirección del partido o desde el Palacio Nacional,   ha sido  el mismo: la Primera Dama no tiene que tomar licencia de su cargo porque otros no la tomaron antes (el candidato de la oposición, el ingeniero Hipólito Mejía, por ejemplo) cuando les tocó la oportunidad.

El mensaje que   Medina, Pared Pérez y otros dirigentes peledeístas han querido  transmitir  es que ni antes ni ahora los políticos que están en el poder renuncian a la gran  ventaja  que supone competir electoralmente desde el poder y con todos los recursos  del Estado a su  disposición, por lo  que la doctora Cedeño de Fernández simplemente está honrando una especie de tradición de la “democracia” (¿cómo no ponerle las comillas?) dominicana.