Qué se dice

Qué se dice

Rompecabezas.-  Mientras el vocero de la Policía Nacional, el general Nelson Rosario, insiste en defender la decisión de elevar a RD$10 millones la recompensa a quien ofrezca información que permita la captura de los prófugos José Figueroa Agosto y Sobeida Félix Morel, rechazando, de paso, que las investigaciones se encuentren estancadas, el doctor Marino Vinicio Castillo, asesor en materia de drogas del Presidente de la República, denuncia  que la comisión que investiga la muerte del ex coronel de la Policía José Amado González González excluyó de las pesquisas a dos coroneles de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) por influencias de un poder político temeroso de que a estos se les suelte la lengua si se les hace comparecer  ante un juez.

El asesor presidencial ha sido un molesto clavo en el zapato de los investigadores con sus recurrentes denuncias y, sobre todo, con sus observaciones sobre el curso que deberían, a su juicio, seguir las indagatorias. Pero si el gobierno se tomara la molestia de hacer una encuesta  entre la población para saber lo que opina la gente sobre la forma en que se ha manejado el caso descubriría que la mayoría piensa como el doctor Castillo,  pues se niega   a tragarse el optimismo que exhibe la comisión investigadora a  pesar de que hasta ahora únicamente  están presos los “blanquitos”, los  que hicieron vida social con el capo y que también  le sirvieron para lavar parte de sus ganancias, en tanto que de la red operativa, la que se encargaba del trabajo sucio, no solo no hay nadie preso sino que están siendo asesinados, uno por uno, en lo que parece una operación limpieza destinada a eliminar eventuales testigos o  atar  cabos sueltos. De todas maneras, habrá que esperar a que las “buenas pistas” que dicen tener las autoridades rindan sus frutos, pero será difícil, muy difícil,  que puedan armar un rompecabezas tan complicado si le faltan las principales piezas.