Pudín  de pan,  un postre casero   delicioso y muy fácil de hacer

Pudín  de pan,  un postre casero   delicioso y muy fácil de hacer

El pan es un alimento universal que durante tantos siglos ha sido parte fundamental en la dieta diaria. Sus ingredientes básicos (harina, agua, sal y levadura) lo convierten en un alimento completo y equilibrado.

En muchas casas de nuestro país es indispensable el  pan en la mesa a la hora del desayuno o la  cena.

En muchos casos es normal que al terminar el día veamos que nos ha sobrado pan. La desventaja de este alimento es que de un día para otro suele ponerse duro y es menos apetecible. Pero en lugar de decidir tirarlo, ¿por qué no lo guardamos y lo reciclamos? Se pueden preparar muchas recetas con ese pan sobrante, lo que nos supone un cierto ahorro.

Por ejemplo el pudín o budín de pan que es  un postre casero  es delicioso y perfecto para cuando le sobre pan y no sepa qué hacer con él o para cuando tenga un pan riquísimo y quiera hacer un postre delicioso.

Muy barato.  Este postre resulta económico por varias razones, además de que se puede prepara con el pan que sobra, sus demás ingredientes (huevo, leche, azúcar y canela) por lo regular los tenemos siempre a mano, así que no habrá que invertir cuantiosa suma de dinero  para conseguirlos.

Pese a que  este postre es un dulce de pan cubierto de un delicioso caramelo representa una estupenda alternativa para poner un buen punto y final a una comida o cena. También lo podemos degustar a la hora de la merienda o como desayuno acompañado de una taza de chocolate.

Así que la excusa de que el día anterior le haya sobrado pan es perfecta para elaborar este pudín de pan y pasas, un postre jugoso, nutritivo y delicioso del que no se puede abusar.

Hay una variedad que se le agrega licor. Si van a comer también los niños, entonces elabore el pudín clásico.

Recetas

Pudín de pan clásico

1/4 taza de azúcar morena

1/2 taza de mantequilla

4 1/2 tazas de leche evaporada

3 tazas de pan viejo en trocitos

1/2 taza de pasas

4 palitos de canela

3 huevos

1 cucharadita de jengibre rallado (opcional)

1 cucharada de vainilla

10 clavos

1 pizca de sal

Preparación.  Mezcle los huevos con media taza de leche y bata bien con un tenedor. Reserve. Rompa los palitos de canela en pedazos de 1 pulgada. Agregue la canela a la leche junto con los clavos, azúcar, vainilla y mantequilla. Caliente la leche y cuando rompa el hervor agregue el pan. Mientras está a fuego bajo revuelve con un tenedor hasta que todo el pan se deshaga en la leche. Agrega el jengibre y las pasas y retira del fuego. Deja enfriar por 15 minutos. Cuele los huevos (para deshacerse de las partes que no se disolvieron) y agregue a la mezcla del pan. Revuelva bien. Hornee por 35 minutos. Pinche la torta con un cuchillo limpio, si no se pega al cuchillo, saque del horno. Deje refrescar antes de desmoldar. Sirva frío.

Pudín de pan

y pasas

Pan del día anterior

4 tazas  de leche

5 huevos

2 tazas  de azúcar

 1/2 vaso de pasas

1/2 vaso de Jerez dulce (también sale bien con ron o coñac)

 1 astilla  de canela

 La piel rallada de un limón 

Caramelo líquido que puede hacer con azúcar y un poco de agua.

Preparación   Prepara el molde de cake bañando el fondo con caramelo. Pon las pasas en el vaso del licor elegido para que se ablanden. En un cazo calienta la leche con la canela y la ralladura de limón y corta el pan en rodajas muy finas para depositarlas en un bol grande. Cuando la leche empiece a hervir, vierta sobre el pan retirando previamente la ramita de canela. Mezcla bien para que el pan se vaya reblandeciendo y deshaciendo. Agrega el azúcar, los huevos, el licor y las pasas y mezcla bien. Vierta el preparado en el molde e introduzca en el horno precalentado a 180º C para cocer al baño maría durante media hora aproximadamente. Compruebe que se haya cocido y deja reposar a temperatura ambiente. Cuando se haya enfriado reserva en el frigorífico hasta el momento de servir. Puedes cortarlo en rodajas o utilizar un corta pastas para darle la forma deseada, bañado con nata o chocolate es  también una opción sabrosa y por demás  delicioso.