Pruebas de sangre tomadas en
Haina se dañan en UASD

Pruebas de sangre tomadas en<BR>Haina se dañan en UASD

SANTO DOMINGO (AP) — La limpieza del “Chernobyl dominicano” podría demorarse aún más, luego que se anunciara que las pruebas de sangre realizadas a niños que habitan uno de los lugares más contaminados del mundo deberán ser tomadas de nuevo.

 Un grupo de investigadores determinaron el martes que unas demoras dañaron las pruebas de 230 niños que viven en  Haina, una zona en la que el deterioro de una antigua planta de reciclaje ha envenenado a docenas de personas, dijo Steve Osborne, vocero del Centro Médico Montefiore, en Nueva York.   Las muestras de sangre fueron tomadas en marzo y llevadas a la universidad de Santo Domingo.

Los análisis, sin embargo, se pospusieron debido a falta de equipos. Las pruebas se enviaron a Montefiore el mes pasado, pero era muy tarde para obtener análisis precisos.   Los investigadores confiaban en comparar las pruebas con unas que tomaron poco después a niños de que la planta cerrara en 1997.   Las pruebas de la década pasada mostraron promedios de 71 microgramos por decilitro de plomo en la sangre, siete veces más que el máximo que determina la Organización Mundial de la Salud.   Los niños que viven en Haina juegan en veredas llenas de plomo.

Han sufrido enfermedades y daños cerebrales, dijo Steve Null, director de la organización Amigos para Niños Libres de Plomo (Friends for Lead-Free Children).   Las pruebas ambientales que se realizaron el año pasado en la ciudad, a unos 16 kilómetros de la capital dieron resultados de un 50% de plomo, dijo Null.   El grupo medioambiental Blacksmith Institute declaró Haina como uno de los 10 lugares más contaminados del mundo.   La limpieza del lugar ha sido retrasada por la falta de acción del gobierno, dicen grupos del medio ambiente.   Un vocero del gobierno dominicano se negó a comentar al respecto.