Proyecto Medina mejorará clima empresarial y laboral

Proyecto Medina mejorará clima empresarial y laboral

Representantes del sector empresarial y líderes religiosos consideraron que la entrega ayer al Congreso Nacional por parte del Poder Ejecutivo del proyecto de Ley de Naturalización mejorará el clima empresarial y laboral, a la vez que fortalecerá la seguridad social en el país.

Sobre el tema opinaron los presidentes del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Manuel Díez Cabral, y de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera y Provincia Santo Domingo (AEIH), Víctor Castro.

El presidente del Conep saludó el depósito en el Congreso por parte del presidente Medina del “Proyecto de ley que establece un régimen especial para personas nacidas en el territorio nacional inscritas irregularmente en el Registro Civil dominicano y Sobre Naturalización”.

Díez Cabral calificó como importante y necesario para el país la elaboración de este proyecto y su rápido conocimiento, de forma que podamos solucionar esta situación que ha ocupado la atención nacional durante meses, y avanzar en otros importantes temas de interés nacional.

El dirigente empresarial consideró prioritario buscar una solución humana a las personas afectadas directamente por el fallo del Tribunal Constitucional, pero respetando los lineamientos establecidos por la sentencia de dicho tribunal, la cual, recordó, es vinculante para todos los poderes públicos. Recordó que la República Dominicana debe mantener un sano equilibrio entre su condición de Estado soberano y su posición como actor de la escena global. Confía en que el referido proyecto podrá lograr este objetivo.

De su lado, el presidente de la AEIH ponderó la decisión del Gobierno de entregar al Congreso Nacional el proyecto de Ley de Naturalización y planteó la expectativa de que la iniciativa permita a la administración recuperar su normalidad operativa para dar respuesta a otros temas acuciantes de la nación.

Castro planteó que el debate sobre la sentencia 168/13, del Tribunal Constitucional ha consumido energías, restado tiempo al Gobierno y ha implicado un “torbellino de opinión” que, de alguna manera, afecta la concentración del país en tópicos que también son de alta relevancia.

Expuso que la esperanza de la AEIH es que las posiciones antagónicas que pudieran surgir respecto al proyecto de ley hallen en el corto plazo las vías del consenso y la conciliación, por lo cual sugirió a las partes interesadas razonabilidad y la deposición de posturas radicales.

Consideró trascendente que el proyecto haya sido fruto del consenso, el diálogo y la reflexión. “Entendemos que se trata de una propuesta justa, equilibrada, alejada de los extremismos y respetando el ordenamiento jurídico de la República Dominicana”.

El dirigente empresarial dijo que le consta que ha habido un proceso de consultas con líderes políticos, empresariales, religiosos y de la sociedad civil, con el foco de plantear soluciones salvaguardando los intereses nacionales, el respeto a la ley y la institucionalidad y garantizando los derechos fundamentales de las personas nacidas en el país de padres extranjeros y en situación irregular.

El presidente de la AEIH dijo que tiene la expectativa de que esta iniciativa constituya una verdadera oportunidad de modernizar los registros documentales y ofrezca soluciones prácticas para que todas las personas nacidas en el país hagan sus vidas con dignidad y respeto a la legalidad del Estado dominicano.

Asimismo, instó al Gobierno a ocuparse ahora de temas tan desafiantes como los pactos Fiscal y Eléctrico, concebidos en la Estrategia Nacional de Desarrollo, así como las grandes reformas sociales, políticas y económicas llamadas a sentar las bases de un país próspero, competitivo y que redistribuye en forma justa las riquezas.