Proyecto busca devolver esplendor a Santo Domingo

Proyecto busca devolver esplendor a Santo Domingo

El proyecto de revitalización y ampliación del puerto de Sans Soucí, que incluirá una marina deportiva, hoteles, centros comerciales, centros de convenciones, apartamentos y parques, busca devolver a la ciudad de Santo Domingo el esplendor de la primera ciudad de América, de acuerdo con la empresa Inversiones Turísticas Sans Soucí.

A través de este proyecto la histórica ciudad de Santo Domingo readecuará su puerta de acceso por el mar, mejorará su imagen internacional y permitirá al visitante explorar una de las más grandes bellezas del período colonial: la Ciudad Colonial, declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Además, abrirá las puertas al desarrollo del turismo de cruceros hacía el país, proyectando a Santo Domingo como punto turístico para visitantes de altos ingresos.

MARINA DEPORTIVA

Entre los atractivos del proyecto de remodelación de Sans Soucí se encuentra la Marina Deportiva, que estará ubicada entre el obelisco macho, frente el parque Eugenio María de Hostos y el monumento a Montesinos. Tendrá capacidad para 500 amarres y posibilidad de recibir embarcaciones de hasta 140 pies de eslora.

CENTRO COMERCIAL

De acuerdo con el proyecto, en el lugar en el que actualmente se encuentran los almacenes de la Autoridad Portuaria Dominicana se erigirá un centro comercial de 10,000 metros cuadrados, con plazas cubiertas y tiendas.

En esta área comercial habrá tiendas de interés para los turistas, pero también para el consumidor dominicano.

«Será un centro comercial balanceado al que todos podrán tener acceso», explican los encargados del proyecto.

PASEO PEATONAL

La remodelación del puerto Sans Soucí contempla la construcción de una Paseo Peatonal que iría desde el centro comercial, donde hoy están los almacenes de Aduanas, hasta la terminal Don Diego, ubicada frente al Alcázar de Colón. Habrá un paseo del puerto con vista al río y al mar que llegará hasta el puente flotante.

AREAS VERDES

Para la integración del proyecto a la ciudad, se intervendrá en las áreas verdes. La muralla construida en la época de Trujillo frente a donde están los almacenes de Aduanas, será parcialmente abierta para devolver la visibilidad hacia espacios verdes de

 GRAN VALOR

Asimismo, se creará un acceso a la calle Las Damas directamente desde el puerto. Los pequeños parques que se encuentran a todo lo largo de la Avenida del Puerto serán recuperados para integrarlos al proyecto.

TERMINAL DE SANS SOUCÍ

La actual terminal de Sans Soucí será ampliada para adaptarla a las necesidades del momento como corresponde a una terminal turística moderna.

Para tales fines, entre el muelle donde se ubican las embarcaciones de la Marina de Guerra y el muelle de Sans Soucí se creará un nuevo delantal para recibir una especie de taxis de agua que transportarán a los turistas y pasajeros hacia la margen occidental, con acceso directo a la Ciudad Colonial.

ZONA FRANCA COMERCIAL

En la misma plaza en la que se abordarán los taxis de agua habrá un área de zona franca comercial con tiendas exclusivas para los turistas o viajeros, dentro del área restringida del puerto.

PLAYA

La playa adyacente al puerto de Sans Soucí, de cara al Mar Caribe, será recuperada de modo que los turistas puedan bañarse al desmontarse del barco.

AREA ADMINISTRATIVA

Donde se encuentran ubicadas las oficinas de la Marina de Guerra y la Escuela Naval se desarrollará un proyecto inmobiliario de 200,000 metros cuadrados de unos mil apartamentos. Alrededor de esta área habrá un parque lineal junto la avenida España, que se correrá parcialmente hacia el norte para permitir la construcción del complejo de apartamentos.

LOTES HOTELEROS

En Punta Torrecilla se edificarán dos grandes hoteles. Uno de ellos tendrá capacidad para 900 habitaciones y un centro de convenciones. El segundo hotel tendrá de 600 a 700 habitaciones.

Con todas estas modificaciones, el complejo Sans Soucí quedará transformado y en condiciones de recibir anualmente a un millón de turistas. Actualmente el país recibe alrededor de 2.5 millones de visitantes.

De acuerdo con el ingeniero Lisandro Macarrulla, presidente de la empresa Inversiones Turísticas Sans Soucí, en el complejo se  invertirá US$28 millones durante  los próximos tres años. Se estima que el costo total del proyecto será de unos US$400 millones.

Además de las obras antes detalladas, los trabajos de remodelación contemplan la

revitalización  del río Ozama, que actualmente está seriamente afectado por la contaminación. Macarrulla dijo que cuando esté terminado el complejo generará 20,000 empleos, y sumando las operaciones que consideró habrá en el lugar, se generarán impuestos por RD$4,000 millones anuales.

Indicó que el proyecto que fue concebido como parte de un plan para desarrollar los terrenos que ocupan las oficinas de la Marina de Guerra, cuya adquisición fue negociada con el gobierno por US$39.4 millones.

Se trata de una porción de terreno en la margen oriental del río Ozama, bordeada por la avenida España, en Villa Duarte, cuyo contrato de venta fue sometido, para su aprobación, al Congreso la semana pasada por el presidente Leonel Fernández.