Protestan en Panamá

Protestan en Panamá

  PANAMA (AP) _ Unos cien campesinos que caminaron durante 10 días, llegaron a esta capital para unirse este martes a una marcha, en la primera protesta social contra el presidente Martín Torrijos, en el poder desde hace poco más de un mes.

   La marcha fue convocada por organizaciones de obreros, universitarios y profesionales que rechazan la posibilidad de una privatización de la Caja de Seguro Social (CSS), que las autoridades han descartado.

   A la protesta adhirieron campesinos que temen perder sus tierras si se construyen nuevos lagos artificiales para abastecer de agua dulce el canal.

   El centenar de campesinos que había caminado durante diez días desde lugares lejanos llegó a la capital la tarde del martes para unirse a la protesta.

   Los campesinos argumentan que las autoridades del Canal tienen planes de crear nuevos lagos artificiales para las operaciones de la vía. Dicen que de construirse esos embalses se afectarían tierras en donde viven unas 100.000 personas, en las provincias de Panamá, Coclé y Colón.

   Las autoridades del Canal han refutado esas criticas y afirman que aún no se ha tomado la decisión de si se construirán o no nuevos embalses y que falta poco para concluir los estudios sobre la futura ampliación de la vía.

   «Estamos apoyando a los campesinos, ellos no pueden perder sus tierras porque es todo lo que tienen»», dijo el maestro Andrés Rodríguez coordinador del Frente por la Defensa Seguridad Social.

   «Tenemos que mantener la seguridad por encima de todo»», dijo el líder del Sindicato Unico de Trabajadores de la Construcción, Luis González poco antes que comenzara una marcha en el Parque Porras hacia la presidencia, en el Casco Histórico de la capital.

   Los trabajadores temen que la CSS, la principal entidad de seguridad social y que está al borde de la quiebra, vaya a ser privatizada o que se recorten sus beneficios.

   El recién nombrado director de la CSS René Luciani ha dicho que se requieren medidas inmediatas para salvar a la entidad de un colapso, pero no hay todavía un consenso.

   Los trabajadores temen que entre las medidas figure privatizar ciertos servicios de la entidad o que se aumente la edad de jubilación entre otras propuestas que consideran «impopulares»».

   «Se está hablando de eliminar a los beneficiarios del sistema de seguridad social o de elevar el número de cuotas para poder jubilarse»», dijo González. «Son medidas impopulares que irán en detrimento de los más pobres»», dijo.

   El SUNTRACS, la principal organización de obreros de la construcción y que aglutina a unos 30.000 trabajadores, propone como alternativa que las autoridades eviten al máximo la evasión en las cotizaciones para el seguro social.