Protege tu pelo del sol

Protege tu pelo del sol

 Una mascarilla nutritiva  como mínimo dos veces por semana es lo más  ideal

POR ROSARIO TIFA
Aunque no lo parezca, el cabello sufre tanto como la piel, y por ese motivo se deben  utilizar  todos los mecanismos  necesarios, para protegerlo del candente sol que brillan  con mayor fuerza e intensidad durante el  verano.

 Es recomendable,  usar los productos adecuados para evitar  que se rompan las hebras del pelo, debido a que la exposición al sol, la sal o el cloro daña la cutícula de la célula capilar dejando el cabello seco y reduciendo su contenido en melanina. El cabello se vuelve más frágil, pierde su belleza, el brillo se ausenta y luce deshidratado. Una situación muy incómoda si partimos del concepto de   que “el cabello es el espejo del rostro”. 

Esos problemas unidos a la alteración del color son a los que más se enfrenta el cabello en el verano. Esta situación que se puede prevenir si la persona se lleva de los siguientes consejos. Para la protección, se debe usar al igual que en la piel, un protector solar que es conveniente aplicar antes de acudir a la playa, la piscina o al río; de esa forma se evitaría  una resequedad en el cabello. El sombrero o pamela juega un papel súper importante de protección. Es recomendable llevar este tocado entre baño y baño.

 La hidratación también es importante y por supuesto,  después de una jornada playera un champú y acondicionador  específico luego de tomar el sol puede retornar al cabello la hidratación perdida. Para complementar, es bueno elegir un corte de pelo que permita un secado al aire, esa acción se convierte  en  un ahorro del secador. El uso de una espuma que dé un aspecto húmedo al cabello permitirá a la persona mantener un peinado desenfadado y lucir un rostro muy urbano. Para nutrir el cabello se recomienda enjaguar el cabello con agua dulce luego de salir de la playa, debido a que el agua salada deja depósito de minerales  en el cuero cabelludo así como en el propio cabello. Una mascarilla nutritiva  como mínimo dos veces por semana es lo más  ideal y siempre que puedas lavarlo con agua fría permitirá  que el cabello crezca más fuerte y con un mejor brillo. Para evitar la decoloración del cabello, es recomendable cuando se hacen planes de vacaciones, oscurecerlo un poco, este se irá aclarando con los efectos del sol, cloro y de la sal.