PROMEFRIN denuncia empresa española se niega a instalar almacenes

PROMEFRIN denuncia empresa española se niega a instalar almacenes

POR EVARISTO RUBENS
El director ejecutivo del Proyecto de Mercados, Frigoríficos e Invernaderos  (PROMEFRIN) denunció que la empresa española Ramón Vizcaíno Internacional (RVI) se niega a instalar en el país 5 almacenes en frío por los que cobró US$6.5 millones hace más de 4 años.

   El agrónomo Eusebio Guzmán informó que la Secretaría de Agricultura que ejecuta el proyecto, ha tratado por todos los medios amigables que la empresa suplidora RVI cumpla su compromiso, pero no ha querido.

  El PROMEFRIN es un proyecto de US$69 millones proveniente de un préstamo del gobierno español, que fue contratado por la pasada administración, en la q    ue se inició la instalación de los invernaderos y la  construcción del Mercado de Mayoristas de Santo Domingo.

  Guzmán explicó que RVI ahora quiere cobrar US$600,000 más para instalar cada almacén, pero en el 2003 cobró  US$1.3 millones por la instalación de  cada uno. La compañía argumenta que muchos de los equipos se han deteriorado por el tiempo que tienen a la intemperie.

Cuatro de los 5 almacenes fueron llevados a San José de Ocoa, Constanza, San Juan de la Maguana y Barahona. El de Barahona se quemó en un 80% con un incendio que se produjo en unos tres meses, según Guzmán.

Expresó que consideró extraño que esos almacenes fríos fueran llevados a lugares en los que no se veía un volumen de producción agrícola que justificara la instalación de una estructura de ese tamaño, con una inversión que sobrepasa los RD$200 millones cada uno.

 Señaló que  cuando llegó esta administración ya esos almacenes tenían un año y medio en el país, y no había ninguna infraestructura preparada para su instalación.

  Precisó que el Gobierno dominicano compró los 3 componentes de PROMEFRIN bajo la modalidad de “llave en mano”, lo que significa que las empresas responsables debieron entregarlos instalados.

Dijo que cada almacén frío costó casi US$7.0 millones, y que las autoridades dominicanas no previeron que para instalar esas estructuras había que construir una plataforma valorada en RD$20 millones cada una.

   Señaló que a su llegada este Gobierno no disponía de esos recursos por la calamidad del país en ese momento, pero fue el año pasado cuando se inició la construcción de dos de las 5 estructuras para instalar los almacenes, cada uno de los cuales tiene 21,060 metros cúbicos y requiere un área de 100X40 metros cuadrados.

Las dos bases que están hechas están ubicadas en San José de Ocoa y en Constanza. Esas estructuras fueron terminadas por el Departamento de Ingeniería de la Secretaría de Agricultura, las cuales habían sido iniciadas en la pasada administración.

 El director ejecutivo de PROMEFRIN indicó que aparte de los 4 frigoríficos que estas autoridades encontraron, el año pasado se agregó otro, el cual llegó de manera sorpresiva al muelle de Haina, y que también fue contratado por el Gobierno pasado para el Mercado de Mayoristas de Santo Domingo.

Dijo que el costo de instalación y la base de este almacén frío están incluidos en el precio, lo que fue reconocido por la empresa RVI. Señaló que esa estructura tiene una fábrica de hielo anexa al almacén frío.

 Explicó que para la instalación de  los almacenes que están en La Vega y en San Juan de la Maguana se conversa con Pollo Cibao y el Aeropuerto Cibao en busca de acuerdo de arrendamiento  para el montaje de esas estructuras en donde ellos dispongan, previa autorización del Presidente de la República y el Congreso Nacional.

El incumplimiento

Los tres componentes del Proyecto de Mercados, Frigoríficos e Invernaderos (PROMEFRIN) fueron mal negociados por el Gobierno pasado con las empresas españolas suplidoras.

La empresa Ramón Vizcaíno Internacional, como cobró por adelantado  y el contrato no tiene una cláusula que la obligue a instalar los almacenes en frío, el Estado no tiene forma de hacerla cumplir su compromiso.

También la empresa española Constructora Invernaderos Sánchez (COINSA) ha quedado mal con la instalación de invernaderos.

Las autoridades han asumido el compromiso de que estos bienes del Estado no se pierdan.