PRIMERA PARTE
Defiéndete del estrés

<STRONG>PRIMERA PARTE<BR></STRONG>Defiéndete del estrés

Podemos defendernos de estrés si comprendemos que lo provoca y aprendemos a evitarlo o a adaptarnos mejor. Las principales defensas están en nuestro interior y consisten sobre todo estar en forma mental y físicamente, y en tener una mente sana en un cuerpo sano.

EL SUEÑO: Es importante dormir lo suficiente. Si no lo con sigue es aconsejable aprender a relajarse. El sueño nos sirve para  dejar atrás todas las preocupaciones del día. Las horas necesarias varían en función de la persona, pero por lo general se  requieren mas en periodos de estrés que cuando la vida  va sobre  ruedas. No  duerma  demasiado, ya que después puede sentirse tan mal como si hubiera dormido muy poco. Los trastornos del sueño son normales si sufre estrés, pero no se preocupe si pasa algunas noches malas, uno suele recuperarse tras dormir bien una noche.

Si le cuesta dormirse, reduzca el consumo diario de café, te y bebidas estimulantes; cene pronto y evite el café y el te por la tarde y por la noche, a no ser que sean descafeinados. Intente cansarse físicamente haciendo algún ejercicio agradable (por ejemplo haciendo un paseo corto o arreglando algo en casa), tome un baño y dedique un tiempo a desconectarse antes de acostarse: leer, ver televisión o incluso hacer un Solitario.

No empiece a dar vueltas a los problemas, pueden esperar hasta mañana. Si  no consigue conciliar el sueño o se despierta en plena noche y no puede volver a dormirse, levántese, prepárese algo de beber, preferentemente una taza de leche caliente, nunca café ni te, haga otro Solitario o algo que no le exija pensar, como ordenar el cajón de los calcetines o la caja  de herramientas, y vuelva a meterse en la cama. No se quede tumbado preocupándose. Intente no tomar pastillas para dormir las pastillas suelen hacer que uno se sienta atontado o mareado por la mañana, con lo cual le costara aun mas hacer frente al ida. También pueden convertirse en un  habito perjudicial que podría causarle mas estrés.