Primer ministro francés promete menos impuestos

Primer ministro francés promete menos impuestos

PARIS. El nuevo primer ministro francés prometió una gran reducción de los impuestos a las empresas y particulares, así como la eliminación de la mitad de las regiones administrativas del país al encarar una votación de confianza el martes en la Asamblea Nacional.

Manuel Valls admitió el martes, al exponer las propuestas de un impopular presidente a sus copartidarios legisladores socialistas, que el revés del partido en las elecciones del mes pasado mostró que Francia “ha sufrido demasiado y no tiene suficiente esperanza”.    Valls se presentó ante la asamblea nacional, dominada por los socialistas, por primera vez desde que recibió el cargo en una reestructuración del gobierno desencadenada por los decepcionantes resultados de su partido en las elecciones locales.

Tanto los aliados como los conservadores franceses observan con suspicacia la recuperación económica que se supone lleve adelante, y los 50.000 millones de euros (69.000 millones de dólares) que prometió eliminar del presupuesto para el 2017.

Con un desempleo que ronda el 10 % desde hace más de un lustro, un crecimiento económico minúsculo y una deuda pública que es una fuente de tensión con la Unión Europea, Valls y el presidente Francois Hollande necesitarán más que la mera confianza popular, y esperan que la votación les dé un margen amplio de maniobra.    Está en juego el futuro de tres millones de desempleados.