Primer ministro francés anuncia recortes para reducir el déficit

Primer ministro francés anuncia recortes para reducir el déficit

PARÍS. El primer ministro francés, el socialista Manuel Valls, congelará los salarios de funcionarios y los subsidios sociales en el marco de un plan para reducir el gasto público en 50.000 millones para 2017, provocando el descontento del ala izquierda de su partido.

El jefe del gobierno socialista francés detalló por vez primera esos recortes, cuyo monto total había sido anunciado en enero por el presidente François Hollande, y recalcó que «Francia cumplirá sus compromisos» para reducir el déficit público a un 3% del Producto Interno Bruto.

El Estado ahorrará 18.000 millones, 11.000 millones las colectividades territoriales y 21.000 millones en protección social. Las jubilaciones serán congeladas, salvo las más modestas, al igual que los subsidios sociales (subvenciones familiares, seguro de desempleo), También en este caso, quedarán fuera de la medida los subsidios otorgados a las personas más pobres. Paralelamente, Valls anunció que los gastos del Estado serán reducidos en todos los sectores salvo en la educación, la justicia y la policía, y que lo salarios de los funcionarios seguirán congelados, como lo están desde 2010.

«El empleo es la primera prioridad», recalcó el primer ministro, en un país en el que la desocupación afecta a cerca del 10% de la población activa. El jefe de gobierno alegó que «reducir los déficits es recuperar márgenes de maniobra para invertir, para preparar el futuro, pero también para asegurar la perennidad del modelo social» francés y «la modernización de los servicios públicos». Asimismo, anunció reducciones fiscales en favor de las familias más modestas por un monto de 500 millones de euros a partir de junio.