Presidente elogia acuerdo  desarrollo venezolano

Presidente elogia acuerdo  desarrollo venezolano

El presidente Leonel Fernández  se mostró ayer sorprendido  por  el modelo de acuerdo firmado  con Venezuela en materia de intercambio  y desarrollo comercial, modelo   que se fundamenta en  la lógica de la solidaridad, de la cooperación y solidaridad de los sectores de producción no tradicionales.

Sostuvo que el acuerdo, que busca profundizar los lazos de comercio y desarrollo entre Venezuela y República Dominicana, evidencia una nueva conceptualización acerca de cómo deben fundamentarse las relaciones entre los pueblos.

Explicó que el acuerdo lo que establece es que se tomará en consideración  fomentar el incremento de la producción, de la productividad  en un marco de economía solidaria con la finalidad de que campesinos, cooperativas y  asociaciones puedan aprovechar este convenio, incrementar su producción, abrir un mercado para la colocación de sus productos sin que prevalezca la lógica del mercado ni la lógica de la maximización de las ganancias.  

“Debo decir que esto nunca se había visto antes en las relaciones de nuestros  pueblos, nunca antes había visto yo un documento de intercambio entre dos naciones  donde se pusiere particular interés en contribuir  al desarrollo de sectores sociales tradicionalmente marginados, como serían los indígenas, los campesinos, las cooperativas y las asociaciones  y que un acuerdo de comercio no esté fundamentado en una lógica de mercado, sino en una lógica extra mercado donde lo que prevalece es la economía social de la solidaridad”, dijo  el presidente Fernández.

Zoom

Felicitaciones

Fernández felicitó al presidente Chávez por el modelo que tiene por finalidad promover la paz, la concordia, la unidad, la solidaridad, la cooperación y la integración de los pueblos y aseguró que si se adoptara esa visión y criterio  el planeta sería un lugar mucho más habitable.

Estimó que con ese modelo Venezuela demuestra al mundo un sentido de liderazgo, una visión en la que predomina la ética, el deseo de cooperación y de humanización  que debe predominar entre los pueblos del mundo.