Presentan proyecto de Refinería

Presentan proyecto de Refinería

La Refinería aprovecharía los beneficios del tratado de libre Comercio  entre Estados Unidos, Centroamérica y la República Dominicana, y exportaría a la región y al mercado de EU

Ejecutivos de la compañía Experience Plus International -F.Z.C.-, especializada en Hidrocarburos, presentaron en  la mañana de ayer al secretario de Industria y Comercio, licenciado Melanio Paredes, los estudios técnicos y de factibilidad para la construcción de una Refinería de Petróleo en el municipio de Manzanillo, provincia de Montecristi, al Noroeste del país.

La comisión que visitó al secretario Melanio Paredes, estuvo integrada por el presidente de FZC, ingeniero Luigi Rampolla Del Tíndaro, el señor George Simon, el señor Goachim Moller, el señor Gustavo Rodríguez, y el doctor Julio Quiñones.

 Rodríguez es el presidente Invertur,  contraparte en el país de la ZFC, y Quiñones es el representante legal de esa compañía en la República Dominicana.

 Además de los estudios de factiblidad técnica y económica, también le fueron presentados al secretario de Industria el cronograma de los trabajos a realizarse y el plan de inversiones.

Se contempla dar el primer picazo en febrero del 2008, y se espera que en cuatro años sea completada, para entrar en operación. Los inversionistas plantearon  al secretario de Industria de Comercio que esta refinería tendrá una capacidad de 200 mil barriles de crudo por día, extensibles a 500 mil barriles en una segunda etapa.

La obra sería construida en una extensión superficial de terrenos de aproximadamente 1,000 hectáreas.

Su producción estaría destinada a satisfacer demandas locales y para la exportación a países del Caribe, Centroamérica y Estados Unidos.

El director general de la compañía dijo que ya su compañía ha recibido del Estado la licencia para construir y explotar esta refinería en las capacidades señaladas.

Destacaron el impacto socio-económico de la obra.

´Destacó como ideal la localización del proyecto, en una amplia área bajo el régimen de zonas francas, con un puerto de aguas profundas y sistema de boyas para la carga y descarga de buques tanqueros de alto calado.

La obra incluye la rehabilitación y ampliación del puerto, para que pueda cumplir con las exigencias técnicas y operativas que demanda el proyecto.

En su presentación del proyecto al Estado dominicano en el año 2006, la compañía ponderó los beneficios en términos de ahorro de divisas, transferencia de tecnología, creación de empleos abastecimiento de productos terminados en condiciones favorables para el país.