Presentan la fundación Ángeles de la Guarda

Presentan la fundación Ángeles de la Guarda

Recientemente fue presentada la fundación Ángeles de la Guarda, cuya misión principal es promover y celebrar la vida a través de acciones que procuren el desarrollo educativo, espiritual, físico y ambiental de niños, niñas, adolescentes y adultos que estén expuestos a enfermedades que atenten con su integridad emocional, salud física e integración social.

Pilar Sánchez, presidenta de la entidad, habló sobre cómo surgió la idea de crear esta fundación que trabajará en la prevención del suicidio. Destacó que a lo largo de los años, la tasa de suicidios ha aumentado entre un 20 y 30 % anualmente, hasta llegar -de 2004 a julio de 2012- a 57 %, según el último reporte sobre suicidios de la Oficina Nacional de Estadísticas.

En lo que va de año, se han registrado 107 suicidios, lo que equivale a un promedio de 3 suicidios por día en nuestro país, cifras consideradas como alarmantes por la Sociedad Dominicana de Psiquiatría.

Mencionó que la depresión, el trastorno bipolar, la dependencia de drogas, la violencia intrafamiliar, conflictos familiares, duelos recientes por la pérdida de algún ser querido, problemas de enfermedades y económicos pueden llevar a una persona al suicidio.

“Entonces entendimos que para tratar a las personas que no saben manejar conflictos, para dotar de herramientas personales a quienes presenten baja

autoestima, debíamos crear una entidad que promoviese la celebración de la vida, una entidad que promueva el amor, el sentido de pertenencia, y también para dar oportunidad de inclusión social a pacientes afectados por enfermedades mentales”, resaltó.

En ese sentido, dijo que la fundación Ángeles de la Guarda iniciará sus trabajos de prevención con la campaña “Yo amo y valoro mi vida”, la cual tiene el objetivo de promover el amor el valor y la celebración de la vida.

“Con esta campaña queremos hacer llegar a las personas el mensaje de que hay situaciones que no podemos manejar, que nos pueden afligir, pero que esto no significa que la vida carece de sentido”.