Preocupa a obispos «perversión» del poder público

Preocupa a obispos «perversión» del poder público

POR FERNANDO QUIROZ
La Conferencia del Episcopado consideró que no es extraño que las esperanzas de la población se haya esfumado en estos momentos, en medio de la corrupción en todas las áreas y niveles, así como la «escandalosa» brecha entre la opulencia de unos pocos y la miseria de las mayorías. 

Igualmente, los obispos del país plantearon que inquieta gravemente la «perversión» del poder servicio público y el «abuso» de la globalización por los capitalistas del momento que reclaman un mercado libre sin control.

Las reflexiones constan en un mensaje titulado la «Eucaristía: luz y vida del nuevo milenio» dirigido a todos sus sacerdotes, diáconos, laicos y otras asociaciones religiosas. 

El tema es tratado a propósito de celebrarse del 10 al 17 de octubre próximo el 48 Congreso Eucarístico Internacional, en Guadalajara, México. 

Otras preocupaciones expuestas por la Conferencia del Episcopado, son el declive de los altos valores del espíritu y de los fundamentales valores ético, el fanatismo creciente y el recurso «salvaje» al terrorismo.

«Los ataques a familia, la asesina drogadicción, la banalización del sexo, la prevalencia del tener sobre el ser…y el abuso contra la niñez y la juventud», agregó.

Ante ese panorama, entiende, los que profesan la fe católica encuentran en la eucaristía la luz necesaria para disipar las tinieblas que nos «envuelve».

«Muchos signos positivos nos hicieron pensar que el tercer milenio en el mundo entero, en la América Latina y en nuestra Patria, sería orgullo de toda la humanidad», señalan.

Planteó entre los signos positivos los admirables avances en las ciencias y las técnicas, la supresión de las distancias y el consiguiente acercamiento de los pueblos, la desaparición de la guerra fría entre el este y el oeste.

Igualmente, la conciencia existente de los derechos fundamentales humanos, el horror a la guerra por la triste experiencia de las dos guerras mundiales del siglo XX, las ansias de un ordenamiento mundial mejor y los reclamos de justicia social.

La Conferencia del Episcopado consideró que se han agudizado peligrosamente el individualismo y el egoísmo. También, que han 

dejado sus huellas el ateísmo, el secularismo, el hedonismo, el positivismo y el inmanentismo.

EUCARISTIA

Entre los nombres que ha recibido la Eucaristía mencionaron la cena del Señor, fracción del pan, santo sacrificio y obligación, asamblea eucarística, santa misa, cena mística, santa y divina liturgia. 

El mensaje indica que ante una sociedad tan necesitada de amor y tan poca solidaria, los cristianos están obligados a llevar el mensaje de que Dios nos ama con amor gratuito e ilimitado.