Precio del crudo sigue en alza tras no aumentar reservas

Precio del crudo sigue en alza tras no aumentar reservas

NUEVA YORK (EFE).- El precio del crudo mantenía ayer la tendencia alcista de días pasados en Nueva York, en una jornada en la que se conoció que no han aumentado las reservas almacenadas en Estados Unidos y que descendieron las existencias de gasolina.

Hacia la media sesión, el precio de los contratos del Petróleo Intermedio de Texas para entrega en julio ganaba 0,06 dólares y se situaba en 41,20 dólares por barril.

Los contratos de gasolina para junio se colocaban en un precio de 1,42 dólares por galón (3,7 litros), después de sumar alrededor de dos centavos al valor de la sesión anterior.

El precio de los contratos de gasóleo de calefacción para entrega en junio subía alrededor de un centavo y se situaba en 1,03 dólares.

Los precios registraban hoy frecuentes oscilaciones en una sesión dominada por la volatilidad, a medida que los operadores analizaban con detenimiento los datos sobre reservas y reajustaban posiciones ante la proximidad de un largo fin de semana por celebrarse el lunes en EEUU el día de los caídos en combate (Memorial Day).

Las reservas de petróleo se mantuvieron sin cambios en la semana que concluyó el 21 de mayo respecto a la precedente, con lo que el total acumulado permaneció en 298,9 millones de barriles, según datos divulgados hoy por la Agencia de Información de Energía, la división estadística del Departamento de Energía.

Esa cifra es un 4,5 por ciento superior a la que se registraba en igual periodo del año anterior, pero es inferior en 16,6 millones de barriles a la media de los últimos cinco años.

Los expertos preveían un alza de en torno a un millón de barriles y lo mismo en el caso de la gasolina, pero no se cumplieron los pronósticos.

Las existencias de gasolina bajaron en 700.000 barriles, con lo que se situaron en un total de 203,0 millones de barriles.

La cifra está 5 millones o un 2,4 por ciento por debajo de lo almacenado en igual periodo del año anterior.

Las reservas de productos destilados, que incluyen el gasóleo de calefacción y el diesel, disminuyeron en 500.000 barriles y quedaron en 108,7 millones,

Aunque lo acumulado en este caso es un 5,6 por ciento superior a la cifra de hace un año, es inferior en 4,7 millones a la media del último quinquenio.

Las importaciones de petróleo aumentaron en 554.000 barriles y la media diaria llegó a 10,5 millones de barriles diarios, uno de los promedios más altos registrados hasta ahora.

Las refinerías operaron al 94,6 por ciento de su capacidad y la producción de gasolina descendió ligeramente, con lo que se situó en un promedio de 8,9 millones de barriles por día.

Las importaciones de este producto registraron una media de 850.000 barriles y bajaron en 105.000 barriles respecto a la semana precedente.

Las cifras de producción e importaciones reflejan lo ajustado de la oferta frente a la demanda, que en las cuatro últimas semanas se situaba en una media de 9,1 millones de barriles, un 1,5 por ciento más que en esta misma época en 2003.

Los expertos reiteran desde hace semanas que la firme inclinación alcista de los precios no está directamente vinculada a una escasez de producción, sino al frágil equilibrio entre la oferta y la demanda, especialmente en el caso de Estados Unidos.

Ello ha coincidido con previsiones sobre un aumento en las intenciones de viajar de los estadounidenses a partir del próximo fin de semana, en el que tradicionalmente comienza la época vacacional en este país y durante la que se registra la mayor demanda de gasolina en todo el año.

«No es un problema de escasez de petróleo, hay una escasez en gasolina y en capacidad de refinado», comentó hoy al canal financiero de televisión CNBC Raymond Carbone, de Paramount Options, que opera en el mercado de materias primas de Nueva York.