PRD avala reclamos Congreso a gobierno

PRD avala reclamos Congreso a gobierno

POR ROSA ALCÁNTARA
El presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) dijo ayer que las reuniones de congresistas perredeístas con el presidente Leonel Fernández son avaladas por la dirección partidaria y tienen el objetivo de que el gobierno reponga a empleados cancelados y que están amparados por la Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa y se le devuelvan las parcelas a campesinos que los recibieron durante la pasada administración.

El licenciado Vicente Sánchez Baret dijo que los legisladores del PRD no están en rebeldía frente al gobierno y tampoco obstaculizan iniciativas emanadas del poder Ejecutivo, y que muestra de ellos es que todos los proyectos de leyes enviados al Congreso por el gobierno fueron aprobados.

Expresó que el PRD está en espera de que el gobierno satisfaga las demandas que le han hecho por son justas.

Manifestó que espera que con esas reuniones espera que se detengan los «abusos» contra empleados que están amparados por la ley, así como que se repongan a los cancelados que son personas con hasta 30 años de servicio en el gobierno y que han sido desconsiderados.

Asimismo criticó que se despoje de terrenos a campesinos que recibieron parcelas durante la administración del PRD.

LA UNIDAD

Asimismo, Sánchez Baret manifestó que continuará gestionando que Hatuey de Camps y sus seguidores vuelvan al PRD.

Estimó que los seguidores de De Camps, como todos los políticos, se supone que aspiran a cargos internos y a candidaturas congresionales y municipales en las elecciones del 2006.

«Es una pena que no se haya oído nuestro reclamo pero mantenemos abiertas las puertas del PRD para lograr la unidad y para devolverle a los compañeros la oportunidad de regresar a su casa y a su familia», subrayó.

Afirmó que se trabaja para  que el partido cumpla su rol de organización opositora y descartó que el PRD se involucre en actividades de violencia porque ese no es su objetivo.

Indicó, además, «no es prioridad del partido recuperar la Casa Nacional” que está en manos de De Camps, porque entiende que “a un partido no lo hace un local».

Manifestó que aunque el deseo es que los que están alejados del PRD vuelvan, expresó que si alguien decide irse el partido continuará hacia adelante porque tiene una misión que cumplir en la sociedad.