¿Por qué Francina perdió los ojos?

¿Por qué Francina perdió los ojos?

La ingeniera Francina Hungría perdió los ojos en medio de un aparatoso asalto, a plena luz del día, en una de las zonas más concurridas de la capital.

¡Que nadie atribuya este hecho a la maldad particular de esos dos maleantes, pues, la fiebre no está en la sábana! Se trata de un problema sistémico, y estos son los síntomas de una sociedad enferma.

Las Naciones Unidas atribuyen la violencia a la ausencia del imperio de la ley: ‘en las naciones donde ha incrementado el imperio de la ley en los últimos años ha disminuido la violencia, y las naciones donde de decrecido el imperio de la ley ha incrementado la violencia’ (UNODC). De modo que, por “vivir como chivos sin ley” es que “estamos como estamos”.

The World Justice Project en su “Índice de Imperio de la Ley” (2008-2012) analiza 99 países con un puntaje entre 0 (lo peor) y 1(lo mejor). Sacamos 0.36, entre los países más corruptos de la región, siendo la presidencia peor evaluada que la policía, y nuestro congreso entre los más corruptos del planeta (0.10), solo superados por Ucrania, Tailandia, Nigeria y Kenia. World Economic Forum (2012-2013) revisa “competitividad para el desarrollo económico”en 144 países, reportando que somos el 144 en favoritismo y el 144 en despilfarro en los gastos del gobierno, estando incluso peor que Haití (136). Muestra de esto es el actual presupuesto (2012) -sometido por el Poder Ejecutivo, aprobado por el congreso, y validado por la Suprema Corte de Justicia- violador de 24 leyes vigentes.

¡Ese es el origen de la violencia!, y de ahí viene también, (1) pobreza:  somos uno de los tres países en AL en los que no se redujo sino que aumentó la pobreza (CEPAL); (2) tenemos el segundo porcentaje más alto de personas con una disminución de sus ingresos en los últimos dos años (Barómetro de las Américas); (3) somos con Haití de los pocos países donde se ha estancado, o se ha desacelerado, la reducción del hambre (FAO); (4) estamos entre los mayores consumidores de alcohol en el mundo (FLACSO); (5) somos en el continente americano el país con mayor riesgo de accidentes (FundaRed); (6) nos encontramos entre los diez países con más embarazo de adolescentes (UNICEF), y (7) nos encontramos desde 2003 entre los países de mayor violencia del mundo (Mayra Brea y Edylberto Cabral, “La violencia en RD”).

En resumen, el caos institucional que hemos tenido, especialmente en los últimos seis años, es responsable de este país enfermo. Ese caos le sacó los ojos a Francina, pero también se llevó a tu hijo, a tu hermano, o a tu padre, sea por accidentes, o sea por violencia en las calles, ¡y lo que necesitamos no es un dictador, sino la dictadura de la ley!