Ponga más verduras en su dieta
Las puede encontrar  en cualquier restaurante  de esos especializados en green

<STRONG>Ponga más verduras en su dieta<BR></STRONG>Las puede encontrar  en cualquier restaurante  de esos especializados en green

Aunque día a día se acumulan las evidencias sobre los beneficios de consumir frutas y verduras, mucha gente sigue sin tomar las suficientes. Dicen los expertos que un mínimo de cinco al día, dos de fruta y tres de verdura, son imprescindibles. Algunos elevan esa cifra a nueve raciones diarias. Te explicamos como hacerlas más apetecibles.

 ¿Por qué las necesitas?

• Son  fuentes abundantes de vitaminas, fotocompuestas y minerales que necesitas para tener más energías.
• Aportan los antioxidantes y micronutrientes que ayudan a proteger del envejecimiento y prevenir enfermedades.
• No contienen fibra dietética, que evita el estreñimiento y controla el colesterol.
• Se digieren mejor que otros alimentos.
• Hay gran variedad de forma: frescas, zumos…son muy versátiles en la cocina, puedes hacer platos fríos o calientes.

Entonces… ¿Por qué no las comes?

• Sin embargo, para muchas personas estos argumentos no son suficientes. No incluyen más vegetales en su dieta porque no les resultan seductores, los detestan o se dejan llevar por su “mala fama en materia de sabor o digestibilidad”.
• Otras las marginan debido al supuesto tiempo extra que les supone prepararlos o porque no desean estar pendientes de la compra en el supermercado.
• “Todos los prejuicios y obstáculos obedecen a falta de información”, los expertos explican que “llevar la huerta a la mesa sin complicarse no sólo es posible sino que es sencillo y divertido”.

 8    concejos para tomarlas sin darte cuenta

1. Frutas que te revitalizan. Para comenzar con buen pie, introduce alimentos que te revitalicen rápidamente, ya que te animará a seguir adelante. Puedes optar por frutas como el limón, la mandarina, la ciruela, el fresón, la manzana, el melocotón, la uva y el plátano, además de frutos secos como ciruela, uvas pasas, higos, orejones y almendras.
2. Fuera de casa, ¡no bajes la guardia! Cuando comas fuera, prométete:

• No comer un bocadillo sin un poco de ensaladas dentro.

• Pedir tus pizzas con ración doble de verduras y pedir una ración extra de verduras si al plato principal no lo acompañan alimentos que sean vegetales.

• Si la comida incluye una ensalada compuesta en su mayoría de lechuga “iceberg”, la cual no es tan nutritiva como la mayoría de las verduras de hoja verde, pedir que te la cambien por un puré o crema de verduras.

• Muchos restaurantes ofrecen frutas frescas como postre en cualquier temporada: trata de elegir esta opción antes que la tarta.