Pomulgan leyes dan automonía Aduanas e Impuestos Internos

Pomulgan leyes dan automonía Aduanas e Impuestos Internos

POR LUIS M. CARDENAS
El presidente Leonel Fernández promulgó anoche las leyes que dan personería jurídica y autonomía funcional, presupuestaria, administrativa, técnica y patrimonio propio a las direcciones generales de Impuestos Internos y de Aduanas. Las leyes están numeradas 226-06 y 227-06. Estas leyes forman parte de las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI), como forma de manejo transparente de las instituciones recaudadoras del Estado.

La ley establece un plazo para cumplir con los procedimientos de entrega a los importadores de las mercancías, lo que se traducirá en menores costos para el importador. Las leyes son importantes para la integración comercial y el aprovechamiento del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Centroamérica, a través de las cuales Aduanas y la Dirección de Impuestos Internos tendrán una mayor flexibilidad en la administración y recaudación de tributos.

Las dos instituciones tendrán autonomía funcional y financiera para impulsar su proceso de modernización según las exigencias que la globalización económica les plantea a corto y largo plazos.

La nueva ley permitirá a Aduanas enfrentar los cambios que habrán de producirse en el comercio exterior producto de los procesos de apertura e integración económica. Las dos instituciones podrán disminuir gastos administrativos generados por la duplicidad de funciones, así como simplificar los procedimientos tributarios.

La nueva ley sobre Aduanas, establece que la institución tendrá capacidad jurídica para adquirir derechos y contratar obligaciones, realizar actos y ejercer los mandatos de esta ley.

La legislación establece que Aduanas será la entidad encargada de la recaudación y administración de todos los tributos y derechos relacionados con el comercio exterior, debiendo asegurar y velar por la correcta aplicación de las leyes que incidan en el ámbito de su competencia. También dispone que el presupuesto de Aduanas esté formado por el cuatro por ciento de la recaudación efectiva obtenida cada mes por concepto de los tributos del comercio exterior.

De igual modo, se dispone que el 0.4 por ciento  del valor del costo, seguro y flete de las importaciones, que será cobrado a los importadores como tasa por servicio aduanero.

Mientras que la ley  sobre Impuesto Internos  establece que el presupuesto de la DGII sea del dos por ciento de la recaudación obtenida cada mes, por los tributos administrados.

Asimismo, contempla que el uso de los excedentes con respecto al presupuesto anual será sometido a la aprobación del Poder Ejecutivo.