Politólogo dice deseo colectivo sobre reelección quedará en la conciencia

Politólogo dice deseo colectivo sobre reelección quedará en la conciencia

El politólogo y consultor político Belarminio Ramírez Morillo dijo hoy que si el liderazgo y la dirigencia del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) se niegan a canalizar la reforma constitucional para abrirle paso a la candidatura de Danilo Medina Sánchez en el 2016, su comportamiento quedará consagrado en la historia y en la conciencia colectiva del pueblo dominicano como un acto de egoísmo, barbarie y miseria humana lesivo a la democracia y al futuro de la Nación.

“Siempre he dicho, y hoy al analizar los resultados del sondeo de la Penn Schoen & Berland, lo reitero, que Leonel Fernández y los demás aspirantes a la candidatura presidencial del PLD, algunos de los cuales son funcionarios del gobierno que concita los niveles más altos de aprobación registrado en la conducta electoral del pueblo dominicano, se crecen y se engrandecen frente a la historia, si como un acto de sentido común, de madurez política y de compromiso con el desarrollo de la Nación, deponen sus aspiraciones y sincronizan al PLD con el propósito de darle al pueblo dominicano el gobierno que prefiere”. Reflexionó el escritor y catedrático universitario.

Lamentó la actitud del profesor Leonel Fernández Reyna, quién después de haberse consagrado como el liderazgo más exitoso del ciclo del pos caudillismo ilustrado, ahora está mostrando resistencia y no quiere colocarse en el sitial que se ha ganado, al que han llegado muy pocos liderazgos del continente, que es la fase de la reproducción política.

Belarminio Ramírez se preguntó:

¿Cuáles excusas usarán Leonel Fernández, Reinado Pared, Francisco Javier, Temistocles Montás y Radhamés Segura para persuadir a ese 76% por ciento de los ciudadanos que según los resultados del sondeo de la Penn Schoen & Berland publicado este miércoles 18 de marzo del 2015 dicen estar de acuerdo con la reelección de Danilo Medina?

¿Cuáles excusas utilizarán estos precandidatos del PLD y sus legisladores para ignorar el deseo del 75% del colectivo nacional que según el mismo sondeo dicen sin titubeos estar de acuerdo con una reforma a la Carta Magna para que Danilo Medina pueda postularse?

“Los precandidatos y legisladores del PLD deben estar plenamente conscientes de que la decisión que tomen gravita de manera muy fuerte sobre el futuro de la Nación: Si le cierran paso a Danilo y se tornan indiferentes ante el deseo colectivo de la inmensa mayoría del pueblo dominicano, ya que es la primera vez en la historia que se produce un consenso que derriba barreras partidarias para que un liderazgo siga en el poder, entonces serán los únicos responsables de las consecuencias lesivas al sistema democrático y al desarrollo del país que puedan devenir.” Expresó el politólogo y abogado.

Adujo que sólo en una sociedad donde impere el enanismo y la falta de compromiso con el desarrollo de un pueblo, los intereses particulares y ambiciones de grupos políticos pueden darse el lujo de ignorar el deseo colectivo, y al actuar de ese modo, se colocan de espalda al ciclo en que se encuentra la democracia, en que la misión de los partidos y de los políticos es canalizar y viabilizar los cambios y desarrollos demandados por la población.

El politólogo y experto en marketing político dijo que el sondeo de la Penn, Schoen & Berland igual que los sondeos realizados por las demás firmas encuestadoras de prestigio, refleja que el presidente Danilo Medina encarna un liderazgo con niveles de aprobación, confianza y credibilidad que se ha convertido en la tasa de salvación del sistema de partidos, y por tanto, no tiene sentido ni explicación de ninguna naturaleza que su propio partido sea la retranca.

Dijo que Danilo Medina en la boleta electoral del 2016 no sólo cohesiona al electorado en porcentajes nunca antes visto, ya que en los escenarios posibles tiene 68 y 69% de intención de voto, sino que también frena toda posibilidad de que emerja Guillermo Moreno y su partido Alianza País como opción ante el desgaste del modelo de partido vigente que ha dirigido y gobernado el país.