Poca educación agrava problemas tránsito

Poca educación agrava problemas tránsito

POR PEDRO GERMOSEN
El director de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), mayor general  Sigfredo Fernández Fadul, afirmó ayer que el bajo nivel cultural es el principal problema que enfrentan las autoridades para regularizar el tráfico vehicular.

El oficial policial significó que hay automovilista con  50, 60 y hasta 90 contravenciones y andan en la calle como si nada.

   Sostuvo que los dominicanos en sentido general  respetan  las leyes  y las normas  por miedo  y no por civismo y educación .

Expresó que  la AMET ha decidido  aplicar un  monto mucho mayor   a las multas  que  a los infractores de  la ley de tránsito de vehículos.

  Al participar   como invitado al programa  Hablan los Líderes,  que produce el periodista Laureano Guerrero por   la Corporación Estatal  de Radio y Televisión (CERTV),  el director general  de la AMET dijo   que  después  que  las multas  a las infracciones a la ley de transito fueron  aumentadas  de RD$75  a  RD$500,   las mismas  se  han reducido  en  más  de un 30 por ciento.

Fernández Fadul  pidió comprensión  a la ciudadanía  porque, según dijo,  aunque  el país viene  cambiando, todavía   se puede  dar el  lujo de que no tener grandes tapones de transito   como  los que  se originan   en muchas ciudades  del mundo.

Indicó que en  ciudades de otras naciones  para  cruzar un puente  hay que esperar  a veces  más  de un  hora, por lo que   es frecuente ver filas  interminables de vehículos.

Dijo  que  la   ciudadanía  debe entender  que la ciudad  capital  está  intervenida    por  la construcción  del  Metro, que   a la larga,  servirá  para  agilizar y modernizar  el transito. Manifestó que   los automovilistas  deben ser  menos violentos  y    con los agentes  de la AMET y entender que    sólo buscan  el bien   colectivo.

Expresó que por esa  razón es injusto  que se les reciba  con puñales, piedras y maldiciones  como sucede constantemente  durante el día.

Favoreció  cambiar  ciertos  hábitos  que   molestan  a los ciudadanos,  como  es   el recoger  la  basura   en horas inadecuadas  y no de noche  y en las madrugadas,   como sucede  en los países  desarrollados y con ciertos niveles de cultura.