Población de Gavilán de la Hispaniola aumenta gracias a proyecto de protección ave endémica

Población de Gavilán de la Hispaniola aumenta gracias a proyecto  de protección  ave endémica

Desde el 2011 la población del Gavilán de la Hispaniola, un ave endémica en peligro crítico de extinción, se ha duplicado gracias al apoyo de la fundación Fondo Peregrino que ejecuta un plan de conservación de la especie en República Dominicana, enfocándose en el Parque Nacional de los Haitises, donde queda la única población de la especie.
Thomas Hayes, biólogo director del proyecto Conservación del Gavilán, indicó que en la comunidad de Los Limones de Monte Plata de 36 parejas que había en el 2011 actualmente hay 70. En total, en el parque están monitoreando más de 120 parejas.

Explicó que debido al hecho que solo queda una población, la cual es pequeña y aislada, el Fondo Peregrino utiliza una técnica llamada “dispersión asistida” para crear más poblaciones del Gavilán.
De hecho, en el 2009 empezaron a trasladar unos juveniles de Los Haitises y liberarlos en un área protegida de Punta Cana. Desde entonces han liberado más de 100 gavilanes en la zona. En el 2013 se formó la primera pareja y hasta la fecha de hoy, hay 15 parejas del Gavilán de la Hispaniola en esa región.

Función ecosistémica. Hayes explicó que el gavilán come ratas, murciélagos, insectos, ciempiés, ranas, hurones y carpinteros, entre otros animales. Es un ave controlador de las especies que, en grandes cantidades, pueden afectar los cultivos. Por tanto aseguró que el Gavilán de la Hispaniola es valorado por los agricultores.
“Es importante destacar que todos los animales tienen su importancia y hay que cuidarlos”, expresó Hayes tras poner de ejemplo que el murciélago come mosquitos por lo que controla que estos se conviertan en plagas y afecten a las personas.
Indicó que el ave no solo ha sido diezmada por la cacería. Existe un parásito que mata entre un 70 a 90% de los pichones en los nidos.
“Esta gran mortalidad de los pichones es lo que está llevando a esta ave al estado de peligro crítico de extinción”, expresó al explicar que ejecutan un tratamiento de eliminación del parásito en los nidos, lo que ha tenido buenos resultados.
El proyecto de conservación contempla una parte educativa para llevar conciencia a las personas sobre la importancia de cada elemento en la naturaleza.
De hecho ya en Los Limones muchas personas no matan el ave y han aprendido a valorarla, según testimoniaron los jóvenes Juan Agramonte y Samuel Cordero, quienes trabajan en el proyecto. Destacaron que la gente está consciente de la necesidad de preservación.
Hayes resaltó el impacto en la comunidad a partir del proyecto llevando mayor dinamismo, ya que proveen empleos a 17 personas con salarios más alimentación. Además existe un grupo de voluntarios que recibe el almuerzo.