Piratas Twitter provocan desconcierto

Piratas Twitter provocan desconcierto

Washington,  EFE.-  Un ataque informático a la web de Twitter provocó ayer desconcierto en la red social y puso en evidencia su seguridad al expandirse en cuestión de horas y afectar a personalidades como el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs. 

Unas horas después de que el fallo se extendiera y afectara a miles de usuarios, Twitter informó en su blog que “este asunto está resuelto” y pidió disculpas a los afectados.

Sarah Brown, la esposa del ex primer ministro británico, Gordon Brown, y una reconocida y activa usuaria de Twitter con un millón de seguidores en la red social, fue una de las miles de víctimas de este error informático.  “No toques el ‘tweet’ (mensaje) anterior – ¡este ‘feed’ (un tipo de formato de datos) de twitter tiene algo muy raro!”, exclamó desde su cuenta.

Minutos antes un mensaje había convertido su portal de Twitter en un puerta de entrada a una página pornográfica de supuesto origen japonés.

Casi al mismo tiempo, en EE.UU., el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, aclaró a sus casi 100.000 seguidores de Twitter que su cuenta se había vuelto “loca”, en alusión a los mensajes incoherentes que lanzaba.  El responsable principal de informar casi a diario de las ocupaciones de la Casa Blanca y del  Barack Obama, mostró su preocupación al insistir en otro mensaje en que “hay un problema serio con los servidores de twitter».