Pinochet es dado de alta tras un día en el hospital

Pinochet es dado de alta tras un día en el hospital

Santiago de Chile, 22 jun (EFE).- El ex dictador chileno Augusto Pinochet abandonó hoy el Hospital Militar, tras ser dado de alta, un día después de su ingreso por un micro infarto cerebral, informaron fuentes del centro hospitalario.

   Pinochet fue sacado del hospital a las 13:30 horas (17:30 GMT), de forma inesperada y por un puerta lateral, en una maniobra que impidió captar el momento a fotógrafos y camarógrafos que llevaban largas horas de espera en la entrada del hospital.

   Un breve comunicado del centro médico señaló que el jubilado general, de 89 años, había evolucionado bien al tratamiento que se le aplicó tras su ingreso por lo que se había dispuesto su alta.

   El general retirado Guillermo Garín, portavoz de la familia, confirmó a EFE que Pinochet fue trasladado a la mansión que posee en el sector santiaguino de La Dehesa.

   Augusto Pinochet fue ingresado en el hospital en la mañana del martes, tras sufrir un desvanecimiento de 30 minutos mientras desayunaba en su casa.

   Según los médicos, sufrió un pequeño infarto cerebral, similar a los que ha padecido en ocasiones anteriores.

   El ex dictador fue visitado en la tarde del martes por el comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, y hoy pasó sus últimas horas de hospital junto a su esposa, Lucía Hiriart, el abogado Gustavo Collao, miembro de su equipo defensor, y el ex fiscal militar y también general retirado Fernando Torres Silva.

   El micro infarto se produjo en vísperas de la audiencia fijada por la Corte de Apelaciones de Santiago para comenzar a ver una nueva petición de desafuero contra el ex gobernante, por su responsabilidad en la llamada «Operación Colombo».

   La citada operación se llevó a cabo a mediados de 1975 y consistió en el encubrimiento de la desaparición de 119 opositores a la dictadura y fue realizada en conjunto por organismos represores de Chile, Argentina y Brasil.

   La audiencia de desafuero fue aplazada por una semana tras la hospitalización de Pinochet. EFE