Piel sana después del sol

Piel sana después del sol

Tras un día de sol y playa tu piel está hambrienta. Necesita hidratación y nutrición para recuperar su elasticidad. Después de la sesión playera, date una ducha tibia para eliminar todo rastro de sal, arena…

Sécate cuidadosamente, pero sin frotar en exceso; tu piel no necesita más agresiones. Aplica un humectante por todo el cuerpo, y más en las zonas delicadas.

En caso de apuro, use su hidratante corporal habitual, pero no es recomendable. Los postsolares incorporan activos-calmantes, refrescantes que su piel reclama después del sol y que no suelen incorporar los hidratantes tradicionales.

Si tu piel es extraseca, usa, además de la crema para después del sol, una nutritiva corporal que aplicarás unos minutos después del humectante.                   Fuente. Prevenir

Lo que su piel necesita

A la hora de elegir su humectante opte por los que tengan:

Camomila: efectiva por sus propiedades calmantes.
Aloe Vera: descongestiona, suaviza, calma, hidrata…
Vitaminas A y E: combaten los radicales libres, cuya producción se dispara ante la exposición solar y son los responsables del envejecimiento cutáneo.
Manteca de cacao: nutre en profundidad.