Petróleo impactará en costos de empresas

Petróleo impactará en costos de empresas

POR MARIO MENDEZ
El precio del petróleo de Texas alcanzó ayer los 58 dólares el barril, en una tendencia alcista que se espera se mantendrá y que impactaría en los costos de las empresas, y consecuentemente, en los precios internos.

También estos altos precios del petróleo podría afectar negativamente la cuenta corriente de la balanza de pagos, ya que estudios hechos en el país sobre la elasticidad precio de la demanda de los derivados del crudo, indican que no se produce una significativa reducción de la demanda de los combustibles como consecuencia de los aumentos de precios.

La situación que creará por el incremento de los precios del petróleo podría ejercer presiones sobre la política monetaria del Banco Central.

Debido a que estos precios del petróleo generará una inflación por costos, el Banco Central podría verse obligado a endurecer su política monetaria.

El comportamiento de los precios del petróleo toma al país desprevenido, ya que no se han tomado medidas para reducir la dependencia de esa fuente energética, a diferencia de lo que han hecho otros países.

Por ejemplo, Estados Unidos está produciendo mucho etanol, y está dando beneficios a los productores de maíz para reducir la dependencia del petróleo como fuente energética.

Toda la costa Oeste y el centro de los Estados Unidos, está produciendo no sólo etanol, sino también biodiesel, proveniente de grasa animal y vegetal.

En la República Dominicana se puede producir sorgo, palma africana, y algas en zonas calientes, pero en el país no se están llevando a cabo proyectos para desarrollar fuentes energéticas alternativas.

También se ha planteado la posibilidad de que el país produzca etanol a través de la producción de caña.

En el caso de las algas, se producen en base a tinas que no tienen de profundidad ni cinco pulgadas, ya que el agua debe permanecer calientes con el sol que recibe.

Este tipo de algas se producen se producen en estanques en terrenos calientes.

Todo el sur de la República Dominicana es una región en la que se podría desarrollar este tipo de algas.

En los Estados Unidos proyectan producirlas en un área de alrededor de trece mil hectáreas.

Esto lo hacen los Estados Unidos a pesar de que ese país tiene más posibilidades de conseguir precios más bajos por el petróleo que consume, ya que sus comprar son mayores y hay competencia en el mercado.

La República Dominicana tiene la desventaja de que es un comprador pequeño y la Refinería Dominicana de Petróleo monopoliza la compra de los combustibles.