Persiste escasez de gas, pero combustible llega hoy

Persiste escasez de gas, pero combustible llega hoy

La Refinería Dominicana de Petróleo (REFIDOMSA) informó que hoy llegará al país un buque con 2.5 millones de Gas Licuado de Petróleo (GLP), en tanto que ayer continuaban las largas filas de vehículos y personas cargadas con tanques en las empresas envasadoras.

El presidente de la REFIDOMSA, Amaury Justo Duarte, dijo que el próximo día nueve llegará otro buque cargado de GLP.

Justo Duarte advirtió que la ausencia del producto en el mercado podría ser consecuencia de acaparamiento, situación que va más allá de la capacidad de la Refinería para enfrentarla.

«Eso es una muestra de que la REFIDOMSA no ha reducido sus importaciones, sino que está importando normalmente a pesar de los problemas de flujo de caja como consecuencia del no pago del subsidio», explicó el funcionario y dirigente del oficialista Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Dijo que el subsidio actual que es de RD$50 millones semanales y que el gobierno ha dejado de pagar las últimas seis semanas.

Puntualizó que REFODOMSA está despachando más de lo que tradicionalmente ha despachado que es 13 millones de galones por mes.

«Cualquier problema de acaparamiento o de escasez no tiene nada que ver con la REFIDOMSA», afirmó.

Aseguró que la empresa entrega 73% y la COASTAL debe entregar 21%.

Explicó que en julio pasado la REFIDOMSA entregaba 68% de la demanda del mercado y ha tenido que elevar sus ventas, debido a la escasez, a 73%.

Señaló que es probable que la demanda haya aumentado, y en diciembre normalmente hay una sobredemanda. «Me dicen que como consecuencia de las inundaciones también hay una mayor demanda.

[b]EN LA CALLE[/b]

Ayer, la mayoría carecían de GLP, mientras en las que llegó el combustible, que tenían hasta cuatro días cerradas, había anoche largas filas de personas e interminables colas de vehículos a la espera de poder adquirirlo.

La envasadora Gas Rey, ubicada en la avenida Paseo de Los Reyes Católicos, el administrador Juan Manuel Lambertus informó que esperaban a la 4:40 un tanque de 8,000 galones, pero aún antes de llegar había personas con sus cilindros de gas y choferes de carros públicos esperaban en fila.

Asimismo, Ramón Gómez, administrador de la envasadora GH Trade, ubicada en la prolongación 27 de Febrero, en Engombe, informó que a las 4:45 recibió 9,270 galones, pero que tenía cuatro días sin recibir los pedidos.

Mientras que en la planta Tropigas, de la Isabel Aguiar, en el kilómetro 12 de la autopista Duarte, había llegado un camión con 7,800 galones, sin embargo, el administrador William Valdez, dijo que esa cantidad es insuficiente para la demanda y estimó que duraría tres horas.

Mientras que la planta Café Gas, ubicada en la avenida Colombia, en Arroyo Hondo, estaba cerrada y se dijo que no tenían posibilidades de ser abastecidas ayer.

La planta Propagas, ubicada en Los Mameyes, recibió a las 5:00 de la tarde dos camiones de 8,640 y 7,630 galones, sin embargo, Ney Aybar, expresó que esa cantidad de combustible es insuficiente.

Dijo que mantendrán dando el servicio en la planta hasta que dure la existencia debido a la situación de las amas de casa, choferes de carros públicos y pequeños industriales.

La envasadora Alejo Gas, de la Charle de Gaulle, estaba cerrada por falta del combustible, igual que la estación Tropigas de Villa Faro en la carretera de Mendoza, y la planta Rojo Gas, de la calle Cuarta de la urbanización Rayma. En esta última esperaba ser abastecida una larga fila de personas y carros que llenaban las calles circunvecinas.

La envasadora de Gas Caribe, ubicada en la avenida San Vicente de Paúl, en Los Mina, cerró sus puertas, así como la planta Credigas, de la avenida Padre Castellanos a esquina Josefa Brea.

En todas quejas las personas se pronunciaban contra el gobierno y lamentaron la situación de escasez del gas de cocinar, de lo que culparon a los funcionarios.

Así se manifestaron Fracisco Núñez, Nelson Figueroa, José Antonio Tejada, así como los choferes José Santana, Félix Antonio Martínez, Carlos Rosario.

[b]EN SANTIAGO[/b]

«El carbón está muy caro y RD$10 sólo son cinco granos que no dan ni para asar un plátano», expresó el anciano José Dolores Estévez, de 75 años, en medio de una larga fila de personas a la espera de ser abastecidas de GLP en Barrio Lindo, Santiago.

Aseguró que en su casa tienen más de 15 días que no encienden la estufa.

Añadió que no se ha muerto de hambre con su esposa porque los hijos les enviaban algunos «bocados» de comida, “pero ya estamos cansados de sufrir angustias”.

«Tengo 75 años. Mi esposa y yo vivimos solos. Tenemos 54 años juntos. Comemos si los hijos nos mandan algo. Es triste lo que estamos pasando,» dijo Estévez

Dijo que fue esta la primera ocasión en que el GLP se acabó en su casa y que lo único que le satisface del problema es que le recordó que 33 años atrás, cuando vivía en la comunidad de Inoa, en San José de las Matas, era con leña que cocía sus alimentos.

Por su lado, la señora Iluminada Martínez, madre de seis, dijo que debió acudir donde un prestamista para conseguir el dinero de llenar un cilindro de 50 libras.

También se quejó de que comprar carbón resulta muy caro, pero que tampoco puede adquirirlo, porque igualmente no aparece.

Manuel Mejía dijo que en su casa el gas se acabó hace dos semanas y que por la escasez, su familia tuvo ha estado cocinando con leña y carbón, “pero cuando aparece”.