Período ¿de tiempo?

Período ¿de tiempo?

Período es sustantivo masculino que significa: ‘tiempo que algo tarda en volver al estado o posición que tenía al principio’. También: ‘espacio de tiempo que incluye toda la duración de algo’. En la tercera acepción ‘menstruación’ de las mujeres y de las hembras de ciertos animales.

Proviene del latín periõdus. Que, a su vez, la adoptó del griego. Se introduce al español en el siglo XVIII, según lo recoge el tercer volumen de la Enciclopedia del Idioma, III, letras N-Z de Martín Alonso, Editorial Gredos, S.A., 1969.

La primera inserción de varios contenidos corresponde al Diccionario de Autoridades de la Lengua, que prevalece y supera, hasta la vigésima segunda edición, año 2001.

 El Diccionario de Autoridades, edición facsimilar del primer lexicón que publicó la Academia, tomo quinto, letras O.P.Q.R, de aquel momento, nos trajo (p. 234):

“Período -sustantivo masculino-: Cierto y determinado número de años, meses u (sic) días, etc., en que alguna cosa vuelve al mismo estado o paráge (sic) como el período del movimiento de la Luna, desde que sale del punto del Zodíaco hasta que vuelve a él…”

Es claro que, desde la primera edición del diccionario académico (1726) hasta la edición en vigencia (2001) tenemos material suficiente para analizar y contrastar cualquier frase o un simple voquible de nuestra lengua.

El análisis y/o el contraste nos edifican que la voz período no necesita la matización o complemento que tanto solemos aplicarle: Período de tiempo. Porque cualquier empleo que se haga en términos de lapso conlleva siempre la idea complementaria de “tiempo”. Así que período no tiene necesidad de esa complementación. Es decir, que período se satisface en tales casos. Veamos:

“…hasta que se acostumbre a comérsela en ese período de tiempo  y así evitamos esto” (la preocupación con el perrito).

 Se trata de una consulta a la columna “MM, Mi Mascota” del Diario Libre, edición del sábado 2-IV-2011, p. 8.

El complemento preposicional con /de/ a la cabeza desaparecerá y con “período” es suficiente.

Favor de fijarse que se coloca la tilde en cada caso de per/í/odo. Siendo en este caso un sustantivo para la complementación del núcleo (período) Quiere decir, que en tal uso, el núcleo /período/ se basta a sí mismo.

Veamos:

“…repetir lo mismo hasta que se acostumbre a comérsela (la comida)” en ese periodo.

En nuestra parla hay formas:

Per/í/odo, que es nivel culto, y peri/ó/do, menstruación, es forma popular. Hasta aquí…