Pérdida de memoria no es Alzheimer

Pérdida de memoria no es Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer no es siempre la causa principal de la pérdida progresiva de la memoria y otras capacidades mentales. Según la revista Mayo Clinic Letter, en su número de julio, unas de las causas es la demencia vascular, que implica una forma común de demencia senil confundida a menudo con la enfermedad de Alzheimer.

La demencia vascular, que representa entre 10 y 20% de todos los casos de demencia senil, ocurre cuando los pequeños vasos sanguíneos del cerebro se bloquean o se angostan causando una lesión cerebral.

Pueden existir riesgos de demencia vascular si se padecen trastornos que afectan los vasos sanguíneos del cerebro, tales como antecedentes de accidentes cerebrovasculares, hipertensión arterial y diabetes. El riesgo de demencia vascular se vincula también con la arteroesclerosis, en el cual aparecen depósitos grasos (placas) en la cubierta interna de las arterias. Este padecimiento es la causa de varios problemas  vasculares.

Usualmente la enfermedad de Alzheimer se desarrolla en forma gradual, la demencia vascular se distingue por su súbita aparición con periodos de estabilidad interrumpidos por caídas abruptas y está implicada si existen antecedentes  de accidentes cerebrovasculares.

El diagnóstico se basa en los antecedentes médicos reportados, signos y síntomas y prueba de diagnóstico mediante imágenes, como la topografía computarizada o la resonancia magnética.