Pedro Guerra vuelve a triunfar en Santo Domingo

Pedro Guerra vuelve a triunfar en Santo Domingo

POR REYES GUZMAN
El cantautor Pedro Guerra saboreó el éxito de cara a los dominicanos la noche del sábado en el salón “La Fiesta” del Jaragua, donde sus más fieles admiradores le hicieron coro en casi todos los temas que vació de su amplio repertorio.  El llamado a la cita tuvo eco en quienes no querían dejar pasar la oportunidad de escuchar a su ídolo, que sin adornos, sólo en compañía de su guitarra, logró que la multitud le exigiera más y más canciones.

Pedro inició el concierto a las 10:00 de la noche combinando temas de la nueva producción “Bolsillos” con los tradicionales, pero siempre recibiendo la mayor manifestación de cariño y respeto de quienes llenaron por completo el centro de entretención.

“Estos poemas”, “En el circo”, “Somos iguales”, “Diego”, “El hombre blanco”, “Bolsillos”, “Daniela”, “Consumir”, “Raíz”, “Mi luz, “Debajo del puente”, “Contamíname” y otras, le permitieron conectar con el gusto del público.

Con un estilo de hablar pausado ridiculiza a algunos programas de televisión y acaba con los “reality-shows”. Entre canción y canción expresa lo que siente y critica el cine de Hollywood por sus excesos y le deja caer una piedra fría a Estados Unidos.  Dijo que la televisión en sentido general debe ser más cultural y menos entretenida, con programas que aporten.

Guerra es preciso y se “bufea” hasta su físico. Recordó su primer disco y todo el proceso de fotografías para la portada, lo que definió como la experiencia más traumática. Pedro es un hombre flaco, con lentes, dientes grandes, pelo sin arreglar y una vestimenta tan sencilla como la de un obrero de bajo sueldo. A él y a sus admiradores no les interesan los accesorios ni las marcas, sino las buenas canciones. Tiene facilidad para contar historias.

Habló de cuando era suplente de fútbol, de lo que por su mente pasaba sentado en el banco. También lo que cree o no de la religión católica, a pesar de nacer en un hogar cristiano. Sus discursos le dan como premio aplausos.

A las 11:34 hizo el primer intento de abandonar el escenario, pero la negatividad de los presentes lo obligaban a quedarse. Fue reiterativo el intento de concluir el concierto, aunque más fuerte resultaba el no de los que le querían exprimir el repertorio. A las 11:48 fue el final.

Pavel Núñez

El canto de Pavel sintoniza a la perfección y la gente le da en altas dimensiones lo que como intérprete y autor se merece. Guitarra en manos hizo “Los fantasmas”, “Habana”, “Bethania”, “Canción de cuna” y “Viene gente”, esta última nueva y con poder para merecer elogios. Emocionado dijo que hacía realidad su sueño, pues quería cantar con Pedro Guerra.

Núñez, con vena de poeta, se refirió a las islas, a la coincidencia de que Juan Luis Guerra estuviera de gira por España y Pedro en escenario dominicano.

Cositas y cosotas

Tanto Pavel como Pedro sólo se hicieron acompañar de sus guitarras. Ambos usaron como escenogría una mesita.

Uno del público comentó que los dos cantautores no son como las cotorras, que comen y “boronean” para que otros también lo hagan. Fue por no acompañarse de músicos.

El público volvió a demostrar que es buen consumidor de la música de Pavel, quien fue aplaudido y escuchó coro en sus temas.

Pedro dejó las chancletas y trajó unos zapatos. Por su físico lo comparan con Marc Anthony.

Guerra con el público que tiene no sueña con el de Estados Unidos. Por las críticas que hace, así se puede entender.

¿Qué dirá David Bisbal de lo que dijo Pedro acabando con los “reality-shows”?

La gente gozó la narración de cuando le pedían que cerrara la boca para las sesiones de fotos.

Con saludos para Víctor Víctor y dando la noticia de que hicieron juntos una bachata, los aplausos se multiplicaron. Guerra ha venido tres veces a República Dominicana.