Pedro Gañán – Renove: ¿Motoconcho colectivo?

Pedro Gañán – Renove: ¿Motoconcho colectivo?

El Consejo Nacional de Transporte del Plan Renove, una dependencia de la Presidencia de la República, ha publicado en la prensa un aviso invitando a «un concurso público para adquirir una flotilla de motores que servirá para sustituir los motores utilizados en el servicio de concho en todo el país».

Se ha informado que serán unos 30,000 motocicletas, de 100, 115 y 125 CC y se pide que se coticen con y sin impuestos, pues aparentemente podrían ser exoneradas.

El precio promedio de venta de éstos en el mercado, con impuestos, es de unos US$2,00. Así que la compra de 30,000 motores ascendería a la astronómica suma de $60 millones de dólares, que a una tasa de RD$45 por US$1, escalaría a un monto de RD$2,700,000,000.00 (dos mil setecientos millones de pesos).

Suponga usted que son exonerados y quítele la suma que quiera, de todos modos será un dineral y habría que ver si los beneficiarios pagarán o no. La historia está ahí. ¿Está el país en condiciones de gastar esa astronómica suma ahora? ¿Es esto una prioridad? ¿Es esa la mejor opción de transporte «colectivo»?

Es increíble que el propio gobierno, en vez de resolver el grave problema de la falta de un transporte colectivo eficiente y seguro, pretenda incentivar el uso de los motores o motocicletas para «el servicio de concho en todo el país».

Eso asombra, da pena y refleja hasta que punto la falta de dirección hacia un camino claro e inteligente de desarrollo del país, está esparcida en todos los niveles del gobierno.

Una de las cosas más mortíferas de nuestras calles son los motoconchos. La inseguridad de un pasajero es increíble. Ni siquiera ha sido posible lograr que conductor y pasajero utilicen el casco protector que requiere la Ley y que los AMET no exigen siempre ni a todo el mundo.

Para nada un motor para dos ocupantes puede ser un «transporte colectivo».

Para nada se puede pensar que trayendo o «renovando» los motores de concho del país vamos a resolver el problema del transporte público.

Los gobernantes y funcionarios de los países civilizados, desarrollados, transportan a sus ciudadanos e manera segura en trenes, tranvías y autobuses, que además generan ahorro de combustible, algo que tanto necesita nuestra Nación para reducir la demanda de divisas.

Es inexplicable nuestra terquedad. ¿Por qué no podemos imitar a los países desarrollados?. Señores, la mala política y su clientelismo son un problema serio en nuestro país.

Hemos dicho que el Plan Renove simplemente debe ser eliminado.

No más pollitos amarillos (PLD), no más garzas blancas (PRD) y no gallitos coloraos (PRSC) que podrían venir si ganan los reformistas.

Nos hemos opuesto al Plan Renove por sus distorsionados conceptos y aplicación, independientemente del gobierno de turno que lo administre. Esto amén de los sonoros líos entre sindicatos choferiles y las denuncias de malos manejos y favoritismo en la asignación de las unidades.

El Plan Renove es algo comparable con los dispendiosos e injustificados Juegos Panamericanos, de los cuales aún se debe mucho dinero y los beneficios todavía no se ven.

Ojalá Jesucristo, que tanto sufrió en su pasión, ilumine a nuestros dirigentes y haga que este Plan Renove desaparezca, que no se traigan esos mortíferos y ruidosos motores y que en cambio pensemos en un verdadero sistema de transporte colectivo.

No entiendo en qué país es que vivimos. Pretender importar una enorme flotilla de motores, gastar divisas en eso en este momento de crisis y posiblemente tomar más dinero prestado para ese insano fin, a sólo un mes de las elecciones nacionales, es un absurdo, por no decir algo peor.