Pedro: “Boston es mi primera opción”

Pedro: “Boston es mi primera opción”

POR PAPPY PEREZ
SANTIAGO.-
Los Medias Rojas de Boston tienen la primera puja para tratar de retener al estelar lanzador criollo Pedro Martínez, que desea con vehemencia quedarse en el equipo, pero no está solo en la pelea.

Si no se puede Martínez prefiere ir a un equipo donde sus dirigentes respeten a un jugador de su nivel. No importa si es de la Liga Nacional o la Americana.

Las revelaciones fueron Hechas por el estelar lanzador criollo, entrevistado en exclusiva en esta ciudad, donde pernoctó desde domingo hasta ayer lunes.

Martínez se definió como un dominicano que en su tiempo libre trata de ayudar a quienes no tienen posibilidades», dando un poco para atrás de lo que Dios ha puesto en mis manos».

«Boston tiene mi primera atención, por eso no hablo de las ofertas y me he mantenido alejado de la prensa para evitar malas interpretaciones, deseo que lo mires así y lo escriba así», dijo un cauteloso Pedro Martínez.

Pedro habló en exclusiva tras ser ubicado por los reporteros mientras giraba una visita a su «amigo personal «, coronel Jacobo Mateo Moquete, jefe de la División Regional Norte de la DNCD.

«Si no juego con Boston, que es mi deseo, entonces me gustaría jugar con un dirigente que respete a un lanzador como yo, algo así como Felipe Alou, que es como un padre para mi, Tony La Russa, Dusty Baker y todos esos hombres de béisbol que respetan el trabajo que uno tiene realizado», dijo en otra parte de sus declaraciones.

Martínez se definió como en un estado sosegado, en espera de que se desarrollen los acontecimientos y afirma que no piensa cometer errores en este proceso.

La presencia de Martínez en el grupo de 196 jugadores que han aplicado para la agencia libre ha desatado una verdadera cacería que se mantiene por lo bajo, debido a que Boston tienen la primera opción hasta el jueves de esta semana.

Reportes recientes de prensa citan que los Medias Rojas estarían dispuestos a pagar 27.5 millones de dólares por dos temporadas para retener a Martínez. La oferta incluye un tercer año de opción por 13 millones de dólares y dos millones más en incentivos.

En total, Boston le pagaría 42.5 millones de dólares por los próximos tres años si el lanzador cumple todo el contrato.

En diciembre de 1997 Martínez firmó su contrato histórico de 75 millones por seis temporadas (y una opción de 17.5 millones para el 2004 que elevó el pacto a 92.5 millones por siete años).

Convirtiéndose en el mejor pagado del béisbol en ese momento y terminó el contrato siendo el lanzador de más alto salario.

Boston dio así el primer paso para demostrar a sus aficionados que están interesados en mantener intacta la base del equipo que acaba de ganar la Serie Mundial por primera vez en 86 años.

Sin embargo, las cosas no serán tan fáciles para el equipo de negociadores de John Henry dueño del equipo de Boston que no solamente tendrá que luchar contra los Yankees de New York Sino también con los Angelinos de Anaheim, Dodgers de Los Angeles y los otro conjuntos que pueden pagar el gran precio que tiene Martínez.

Hasta el próximo jueves, Pedro solamente puede escuchar ofertas de los Medias Rojas. Después, cualquier equipo podrá contactar al agente del lanzador y hacer planteamientos formales.

En sus siete temporadas en Boston, el dominicano tuvo marca de 117-32, efectividad de 2.52 y 1,683 ponches. El derecho ganó dos premios Cy Young ( 1999 y 2000), quedó en el segundo lugar en dos ocasiones (1998 y 2002) y tercero en otra (2003).

Martínez lideró la Liga Americana en efectividad cuatro veces y fue el mejor ponchador del circuito tres temporadas. En 1999 conquistó la triple corona del pitcheo.

En su último año de contrato con Boston, Martínez tuvo marca de 16-4, efectividad de 3.90 y abanicó a 227 bateadores. Además, lanzó siete entradas en blanco para conseguir la victoria en el tercer partido de la Serie Mundial ante los Cardenales de San Luis.

En su carrera, Martínez ha ganado tres premios Cy Young, incluyendo uno con Montreal, y tiene foja de 182-76, efectividad de 2.76 y ha ponchado 2,653 bateadores en 13 temporadas con Los Angeles, Montreal y Boston. .